Ministros de Sánchez se sienten “engañados” por el empeño del presidente de llegar a 2020

Enrique García Castaño
Pedro Sánchez, en una reunión del Consejo de Ministros.
Comentar

Se inclinan por llamar a las urnas en los próximos meses, según fuentes socialistas

Creen que el caso de la tesis doctoral del presidente es la gota que ha colmado el vaso

Varios ministros del gabinete de Pedro Sánchez han expresado en privado su malestar con los planes del presidente del Gobierno de agotar la legislatura y llegar a 2020 como sea. Según fuentes socialistas, estos ministros se sienten “engañados” con lo prometido por el hoy jefe del Ejecutivo en el momento de su fichaje. Sánchez, relatan las mismas fuentes, les dijo lo mismo que había afirmado en la presentación de la moción de censura: que primero buscaría garantizar “cierta estabilidad” en el país y que a continuación convocaría elecciones anticipadas más pronto que tarde.

Sin embargo, estos ministros, que no pertenecen al núcleo más cercano a Sánchez dentro del partido, que no tiene peso en la Ejecutiva federal, se llevaron una “primera sorpresa” cuando Sánchez afirmó en su estreno televisivo como presidente que su intención era la de apurar todos los plazos. “Aspiro a agotar la legislatura y convocar elecciones en 2020″, dijo el líder del PSOE en TVE el pasado 18 de junio. Los ministros sólo llevaban 11 días en el cargo, y algunos de estos decepcionados habían aceptado la oferta en el mismo mes de junio.

Pero ahora, esa “estabilidad” que pretendía Sánchez la ven lejana. Por un lado, aluden al conflicto de Cataluña, cada vez más envenenado por los errores de comunicación del Gobierno, interpretados por la opinión pública como claras concesiones a los separatistas de Quim Torra. A las palabras de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera (PSC), del sábado, mostrándose partidaria de conceder el indulto a los presos golpistas si hay sentencia firme del Tribunal Supremo, se sumaron este domingo las de la vicepresidenta, Carmen Calvo, afirmando en La Vanguardia que si el juicio a los mismos se retrasa, “no sería lógico alargar la prisión preventiva”.

Además, en este contexto, a dichos ministros descontentos les preocupa cómo los independentistas puedan ir haciéndose fuertes en la calles y al mismo tiempo condicionar su voto en los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) al desenlace de ese juicio contra los separatistas presos.

“Todo un lastre”

Pero sobre todo, la gota que ha colmado el vaso ha sido el caso de la tesis doctoral del presidente del Gobierno y las sospechas de plagio y trato de favor. Para estos ministros que se inclinan por llamar a las urnas en los próximos meses, según apuntan las fuentes socialistas citadas, esta polémica es “todo un lastre” para Sánchez en términos de imagen. Es más, coinciden en que difícilmente el jefe del Ejecutivo podrá deshacerse de ella en su ánimo de ir pasando páginas en el calendario hasta 2020.

Con el asunto del doctorado “cum laude” copando ya la primera actualidad, Pedro Sánchez reiteró el pasado domingo en una entrevista en La Sexta que su hoja de ruta pasa por aprobar los próximos Presupuestos y seguir buscando acuerdos con sus socios. “No hay una mayoría parlamentaria que quiera elecciones”, subrayó. Además, en un giro de 180 grados en su argumentario, señaló que si ofreció convocar elecciones anticipadas “en unos meses” cuando presentó la moción de censura contra Mariano Rajoy, lo hizo sólo para tender la mano a Ciudadanos. Pues también hay ministros que se lo creyeron antes de asumir sus carteras. Y ahora están enervados.

Últimas noticias