La comisaría talibán de los Mossos en Hospitalet: los mandos insultan y escupen a la bandera de España

mossos hospitalet
Comisaría de Mossos en Hospitalet de Llobregat.
Comentar

Es una de las comisarías de los Mossos d´Esquadra más radicalizadas de Cataluña. Y donde el independentismo de sus mandos ha conseguido crear un ambiente irrespirable. En Hospitalet de Llobregat, localidad situada a apenas 10 minutos de Barcelona, los jefes de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USC) no sólo respaldan el quebrantamiento de la ley y el orden constitucional, sino que hacen gala de ello con todo tipo de desprecios a los símbolos nacionales, a la Policía y a la Guardia Civil.

El ‘cap’ (jefe) de la USC se llama Jaume Monterde Comillas e ingresó en el Cuerpo de Mossos en 1998. Vinculado en sus inicios al sector más secesionista de la antigua Convergéncia i Unió (CIU), ha sido responsable de seguridad en la red de Ferrocarriles de la Generalitat. Llegó a la jefatura procedente de la División de Asuntos Internos (DAI), una sección que funciona como una suerte de policía política, temida dentro del propio cuerpo policial y copada por los separatistas.  El ascenso de Monterde, explican fuentes de los mossos, guarda una estrecha relación con su cercanía a esa cúpula independentista que dirige el ‘major’ (mayor) Josep Lluís Trapero, imputado por delito de sedición.

Ambos podrían ser destituidos, junto a otros responsables de la dirección policial alineados con los golpistas, una vez entre en vigor el artículo 155 y tome el mando el Ministerio del Interior, tal y como ha previsto el Gobierno central.

A diferencia de Trapero, Monterde no esconde sus filias políticas y las muestra de modo mucho más burdo. Según integrantes de esta comisaría barcelonesa con los que ha hablado OKDIARIO, no sólo hace ostentación de emblemas secesionistas como llevar camisetas con ‘esteladas’ o tiene colocadas en su despacho fotos con la bandera independentista. Monterde, a quien en la comisaría de Hospitalet se conoce por su “alto grado de fanatismo”, ha llegado incluso a insultar a la Policía Nacional por la emisora oficial.

Insultos de “hijos de puta” a la Policía Nacional

El pasado 1-O, cuando agentes de policía intervinieron en la localidad, este mando de los mossos les llamó por la emisora oficial de radio “hijos de puta”, provocando la indignación de muchos mossos que escuchaban atónitos sus insultos. Algunos tienen amigos o familiares en el Cuerpo Nacional de Policía (CNP), pero muchos otros, explican a este periódico,  sintieron “una enorme vergüenza” al escuchar los improperios de su Jefe en sus coches patrulla. La situación fue de tal gravedad que el propio Comisario tuvo que salir corriendo para hacer callar a su Jefe de Seguridad “para evitar expresiones irrespetuosas“, según testigos.

Este periódico ha podido saber que “esas grabaciones existen”, y que podrían ser utilizadas por sindicatos de la propia Policía Nacional para denunciarlo. El Jefe de la USC está considerado como “un comisario político” del alto mando de Trapero, y además habría tenido además un papel “colaborador” en el referéndum ilegal del 1-O. Según fuentes policiales, Monterde llegó a llevarse urnas con papeletas a su casa. Y no las entregó a la autoridad judicial argumentando que “dentro de un tiempo valdrían mucho dinero”.

Son varios los agentes que hablan del “clima de intimidación y amenazas a los mossos constitucionalistas” que Monterde ha impuesto en Hospitalet para que “no se cumplieran las órdenes de la Fiscalía” ante el referéndum ilegal y las posteriores protestas y concentraciones de los separatistas. También aseguran haber sido amenazados “con la retirada de teléfonos móviles personales para evitar que grabáramos lo que sucedía en los colegios el día de las votaciones”.

Escupe a la bandera de España

Dos hechos que ilustran sobre el talante radical de este Jefe de los Mossos: obliga a sus subordinados a hablarles en catalán con el pretexto de que “no entiende el español'”, y en los últimos días, informan testigos presenciales, entra o sale de las dependencias policiales de Hospitalet escupiendo al mástil en el que ondea la bandera de España colocada a la entrada junto a la señera catalana.

El Jefe de la USC no es el único “comisario político”, pues en su acoso a los agentes que no están dispuestos a violar su deber de cumplir y hacer cumplir la Ley está su número 2: el sargento Josep Lluís Vidal Bul, oriundo de Lérida, otro radical secesionista y que, al igual que Monterde, aterrizó en Hospitalet desde la temida DAI. El sargento Vidal llegó incluso a “tomar” un colegio electoral de Barcelona y a aparecer en televisión el pasado 1-O como un participante más de esas acciones en lugar de como un agente de la Ley.

Vidal, al igual que su superior, con el que comparte despacho, “no pisa jamás la calle”, y según fuentes de la policía catalana, “mantiene contacto directo con dirigentes independentistas” para implantar un régimen de control absoluto con listas negras de agentes desafectos al secesionismo incluidas.

Los dos responsables de un área estratégica como es la de la Seguridad Ciudadana se reparten la dirección “policial y política” de la principal comisaría de una localidad de 250.000 habitantes, con mayoría castellanoparlante y origen en la inmigración de otras partes de España, y en la que han impuesto el más férreo talibanismo separatista.

Últimas noticias