Impuesto al diésel

Volkswagen pagará hasta 5.000 euros por cambiar un diésel antiguo por uno nuevo

contaminación
La contaminación, la verdadera enfermedad del siglo XXI (2)

Será en Alemania, donde Volkswagen quiere promover el diésel no contaminante

El precio variará según el modelo e incluirá además una compensación

El Grupo Volkswagen ha anunciado que ofrecerá hasta 5.000 euros en incentivos a los clientes que cambien un coche diésel antiguo de sus marcas de "gran volumen" por uno nuevo en Alemania, según ha informado la empresa en un comunicado.

La compañía ha explicado que ofrecerán de media 4.000 euros para los coches con los normativas europeas de emisiones de EU1 a EU4, mientras que este incentivo aumentará hasta los 5.000 euros para los coches EU5.

En la misma línea, ha indicado que el precio variará según el modelo e incluirá además una compensación que cubra el precio residual del coche antiguo así como una "atractiva" oferta de financiación.

Volkswagen espera que con esta oferta se renueven un millón de vehículos en Alemania en las 14 ciudades que superan los límites de contaminación, y en las que se aplicará el plan.

Asimismo, el consejero delegado del grupo automovilístico, Herbert Diess, ha mostrado su apoyo al plan del Gobierno alemán de apoyar la renovación del parque diésel y de renunciar a la prohibición de la circulación de los modelos más antiguos en las grandes ciudades.

En cuanto a la otra medida que ha planteado el Gobierno, que consiste en la actualización de los vehículos diésel para reducir sus emisiones, Volkswagen se ha mostrado más escéptica.

Así, ha explicado que su implementación dependerá de la calidad de las soluciones que aporten los proveedores, así como de la aceptación de los consumidores, ya que este tipo de actualizaciones incrementa el consumo de los vehículos y generan una "pérdida de comodidad".

Este anuncio se ha producido en el mismo día en el que los partidos democristiano y socialdemócrata que gobiernan en coalición Alemania hayan llegado a un acuerdo para elaborar un plan que reduzca la contaminación de los coches diésel en las grandes ciudades sin tener que prohibir su circulación.

El acuerdo, que se ha alcanzado después de una larga jornada de negociación que ha terminado a altas horas de la madrugada, finalmente consistirá, a falta de más detalles, en dos opciones: el intercambio bonificado de los coches diésel con un estándar inferior al EU6 o una actualización para reducir sus emisiones.

Lo último en Economía