Sector automovilístico

Las ventas de PSA en julio vuelven a niveles precovid: Peugeot crece un 10% sobre 2019

La matriculaciones de la firma del león se dispararon en el sexto mes del año hasta situarse en 9.144 unidades

Planta de PSA en Vigo
Planta de PSA en Vigo

El impacto de la crisis del coronavirus en el sector del automóvil ha provocado que los fabricantes se lancen a la carrera para recuperar sus niveles de ventas previos a la pandemia. Una carrera en el que cada vez va ganando más posiciones PSA, formado por las marcas Peugeot, Citroën, Opel y DS, tras alcanzar las cifras de matriculaciones de julio del año anterior con un total de 16.600 ventas en el sexto mes de 2020, según los datos a los que ha tenido acceso OKDIARIO.

Dentro del grupo del fabricante galo destaca la posición de Peugeot. La matriculaciones de la firma del león se dispararon en el sexto mes del año hasta situarse en 9.144 unidades, lo que se traduce en un 10% menos en comparación con los 8.276 vehículos que se entregaron en el mismo mes del año anterior.

Un escenario que está lejos de las cifras que registra el fabricante automovilístico francés en lo acumulado del año. La pandemia ha robado a Peugeot más de 28.000 matriculaciones en los siete primeros meses del año, esto es de enero a julio, lo que se traduce en un 45% menos en 2020 tras el impacto de la crisis del coronavirus en la industria del automóvil, según las cifras publicadas por las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

Por su parte, el fabricante automovilístico galo no ha logrado alcanzar los niveles de producción previos al impacto del covid-19 en sus plantas de Zaragoza, Vigo y Madrid, ya que la compañía aún no ha puesto fin al expediente de regulación de empleo (ERTE) que afecta a sus tres factorías en España, que en el mes de agosto permanecen cerradas por vacaciones.

Los concesionarios al 100%

Fuentes de la compañía francesa han señalado que «el número de los prospectos digitales, esto es, los clientes que han acudido a un concesionario de PSA para probar un coche de la firma, ya ha alcanzado los niveles que registraban antes del golpe de la crisis del coronavirus, ya que se han lanzado una serie de medidas comerciales especificas para potenciar la demanda, estancada desde el pasado mes de marzo, como es el caso del Plan Renove».

Por su parte, recuerdan que «en el mes de marzo los concesionarios cerraron por la proclamación del estado de alarma» y explican que «hasta mediados de mayo no pudimos levantar la persiana con un tráfico de clientes muy lento que sólo representaba algunos pedidos pendientes del periodo del confinamiento».

En concreto, «los niveles de actividad en los puntos de venta de PSA registraron un aumento del 60% en junio en comparación con el mes anterior, hasta estabilizarse la demanda en julio, que cerró anotándose una subida de tan sólo un 4%».

Generalmente, los meses de junio y julio son los más potentes del año en cuanto a ventas y tráfico en los concesionarios, un escenario que no se va a cumplir en el año 2020 por la parada en la renovación de la flota de vehículos en las empresas de ‘rent a car’.

Impone el teletrabajo 

El fabricante automovilístico PSA se prepara para establecer el teletrabajo de forma indefinida en sus oficinas en Madrid, Vigo y Zaragoza. Un método que ya emplea en otros países como Francia y que la crisis del coronavirus ha demostrado que también se puede implantar en España. Concretamente, se encuentran en pleno periodo de consultas con los trabajadores corporativos, quienes han realizado una encuesta para dar a conocer a la firma sus preferencias.

Uno de los planes de PSA es que su plantilla de las oficinas pueda trabajar desde casa el 70% de su jornada laboral con el objetivo de fomentar la conciliación familiar y mejorar la flexibilidad de los horarios de sus empleados.

Lo último en Economía

Últimas noticias