Huelga Ryanair

Los TCP de Ryanair cancelan los paros de este martes pero mantienen la huelga los días 10 y 13

huelga ryanair
Ryanair (Foto: iStock)

Más de 1.800 tripulantes de Ryanair en España están llamados a la huelga los próximos 10 y 13 de enero

El Ministerio de Fomento Fomento obliga a Ryanair garantizar el 57% de vuelos nacionales e internacionales

Los Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) de Ryanair en España no irán este martes a huelga, pero mantienen los paros de los próximos días 10 y 13 de enero. Los sindicatos SITCPLA y USO, a expensas de conseguir un acuerdo con la aerolínea irlandesa, han emplazado las negociaciones a este martes y continuarán por la mañana en la Dirección General de Trabajo.

Fuentes sindicales confirman que tras la reunión, todo apunta a que el pacto entre ambas partes está más cerca. Para ello, tendrán que aceptar las líneas rojas que mantienen los TCP: la aplicación de la legislación española en la contratación de los empleados, la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores y la supresión progresiva de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT), Crewlink y Workforce, mediante las cuales Ryanair contrata a parte de sus empleados bajo la ley irlandesa.

Aunque los paros del jueves y el domingo se mantienen, la compañía aérea ha mostrado tranquilidad con la convocatoria de la segunda huelga de los tripulantes que operan en España. El Ministerio de Fomento fijó los servicios mínimos que obligan a la aerolínea a garantizar el 57% de los servicios domésticos sin alternativas de transporte inferiores a cinco horas, así como los internacionales. Además, la compañía aérea debe asegurar el 100% de los vuelos con los territorios no peninsulares (Baleares, Canarias) y el 35% del resto de operaciones.

Es la tercera huelga convocada por los sindicatos en los últimos seis meses. Los sindicatos de tripulantes de Ryanair en España realizaron paros los pasados meses de julio y septiembre y el conflicto, lejos de resolverse, se ha agravado con el tiempo después de que la compañía aérea no se comprometa a cumplir su promesa: aplicar la ley laboral vigente en España. La situación de los trabajadores se traduce en que, pese a que operen en bases españolas, sus contratos son irlandeses. Esto implica, entre otras cosas, que no tienen mutua de accidentes de trabajo, no pueden pedir una hipoteca en España porque cobran la nómina en Irlanda y no pueden pedirla en Irlanda para comprarla en nuestro país, según denuncian.

El pasado mes de octubre, Ryanair se comprometió con sus empleados a realizar contratos bajo la legislación española y a que procediesen al pago de los impuestos en España. Sin embargo, ambas partes no han conseguido llegar a un acuerdo en estos últimos meses.

Lo último en Economía