Aseguradoras

El sector del seguro español crece un 5% en 2021 pero no logra recuperar niveles previos a la pandemia

seguros de vida
Contratación de seguros.

El sector del seguro español, teniendo en cuenta los ingresos de las aseguradoras por primas, creció un 5% en 2021 en comparación con el año anterior, al alcanzar los 61.835 millones de euros. Sin embargo, respecto a 2019, el negocio es todavía un 3,65% menor. El seguro da, por lo tanto, señales de recuperación tras la irrupción de la pandemia de coronavirus en España y las medidas adoptadas para contenerla, pero todavía no ha cubierto todo el terreno perdido.

De los ingresos logrados por el sector seguro en 2021, 38.277 millones de euros correspondieron al ramo de no vida y los 23.558 millones restantes al de vida, lo que supone un crecimiento del 3,30% y del 7,88% respectivamente, respecto a 2020, según muestran los datos provisionales recabados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA).

En cambio, si estos datos se comparan con 2019, la facturación del ramo de no vida creció un 4,43%, mientras que el negocio de vida se mantiene un 14,41% por debajo. El volumen del ahorro gestionado a través de seguros aumenta levemente de un año para otro. Las provisiones técnicas se situaron en 195.707 millones al acabar el pasado diciembre, un 0,82% más.

Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, la asociación que agrupa a las entidades aseguradoras de España, ha considerado que el sector ha cerrado el año “resistiendo” y “enfrentando los nuevos retos que se nos presentan  este ejercicio, que tiene que ver con la evolución macroeconómica, el mantenimiento de los tipos de interés, la necesidad de insistir en tratamiento fiscal para el ahorro a largo plazo, siendo capaces de crear masas de ahorro complementarias que tanto necesitamos en este país”.

Por ramos

Dentro del ramo de no vida, la categoría de automóviles aportó a la facturación 10.990 millones de euros, un 0,87% menos que en 2020, una corrección derivada de la menor utilización de los vehículos en el año de la pandemia y de las diferentes políticas llevadas a cabo por las aseguradoras, como extender coberturas o descuentos. De ahí la corrección del 2,85% respecto a 2019.

Por su parte, el volumen estimado de primas a cierre de 2021 de los seguros multirriesgos fue de 8.117 millones, un 4,70% mientras que el resto de no vida se incrementó un 5,57%, hasta alcanzar 9.320 millones.

El volumen de primas de salud mantuvo la tendencia que viene registrado desde el año 2000, con un crecimiento del 4,93%, hasta los 9.387 millones, lo que De Frutos ha considerado como “una buena prueba del reconocimiento de la relación entre la calidad de los servicios y los costes que le otorgan los asegurados”. “Existe también una especial preocupación de los ciudadanos por la salud, pero no es determinante para romper la tendencia de los últimos años”, ha añadido.

La presidenta de la patronal también ha destacado que los seguros de vida riesgo crecieron un 3,47%, “una recuperación que viene derivada de la normalización del crédito hipotecario”. En cambio, ha destacado, por lo que respecta al seguro de vida ahorro vuelve a mostrar “su característica volatilidad”, en un momento de “fuertes tensiones derivadas de la situación de los tipos de interés, el crecimiento de la inflación y las políticas tributarias llevadas a cabo por el Gobierno, junto a la situación macroeconómica de las familias”, como demuestra la bajada de las aportaciones a los planes de pensiones del sistema individual que han demostrado los datos de Inverco de 2021.

Lo último en Economía

Últimas noticias