El sector del alquiler, en contra de la Ley de Vivienda: caerá la inversión y la oferta

La firma de hipotecas sobre viviendas sube un 14,6% en febrero y encadena 12 meses de ascensos
Firma de hipotecas.

El acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos sobre la futura Ley de Vivienda no ha sido bien recibido por los diferentes players del sector del alquiler. En general, los expertos coinciden en que la limitación de los precios de alquiler provocará el efecto contrario al que prevé. Así, adelantan que los inversores saldrán del país, se reducirá la oferta y, por tanto, aumentará el precio medio de alquiler.

Desde el sector defienden que limitar los precios de los alquileres va a tener consecuencias como: encarecimiento de la vivienda e impulso de la economía sumergida; discriminación del inquilino con menos capacidad económica; inseguridad jurídica; abandono del parque de alquiler y espantada de la inversión en nuestro país, perdiendo así el atractivo. De hecho, vaticinan que habrá mayores dificultades de acceso para los colectivos con menores recursos, como los jóvenes o familias en situación de vulnerabilidad.

Para la Asociación de Inmobiliarias con Patrimonio en Alquiler (ASIPA), que veía en esta Ley Estatal de Vivienda una oportunidad para alcanzar un pacto que tuviese por objetivo garantizar la mejor infraestructura de vivienda posible para los españoles, «resulta muy decepcionante que todo esto haya acabado en un paquete de medidas populistas e inconstitucionales, que no sólo se ha probado que son contraproducentes en otros países, sino que pueden deteriorar de una forma irreparable el desarrollo de esta infraestructura social para las próximas generaciones», afirman.

Caída de la oferta

Montse Moreno, vicepresidenta de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI), explica que lo que se está haciendo es copiar lo que se ha hecho y, no ha funcionado, como en Cataluña o en Berlín. «No servirá de mucho porque bajará la oferta y la demanda será la misma», comenta.

Desde ASIPA afirman que la nueva normativa «es contraproducente porque va a provocar que se retiren viviendas del mercado en alquiler, por lo que va en contra de todos aquellos a los que dice beneficiar ahora, que tendrán problemas en acceder a vivienda también a medio plazo».

En este sentido, cabe destacar que en Cataluña, un año después de la entrada en vigor de ley que limita la subida del precio del alquiler de vivienda en varios municipios, la oferta de vivienda en régimen de arrendamiento se ha desplomado más de 40%, según datos de Aepsi.

Además, Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid, asegura que la aprobación de esta ley creará inseguridad jurídica para los propietarios y los inversores. «Estos quieren es una economía fuerte y competitiva, pero así no vamos a ser competitivos, se va a limitar la oferta y se creará inseguridad», afirma

Grandes tenedores

Carmen Panadero, presidenta de WIRES, comenta que considerar gran tenedor a aquellos que dispongan de 10 o más viviendas u obligar a los promotores a reservar un 30% de los proyectos para vivienda protegida «son iniciativas que lejos de apostar por la creación de un parque público de alquiler liderado por la Administración y en colaboración privada, traspasan al sector privado toda la responsabilidad».

Por su parte, la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) cree que es un error atacar a los grandes propietarios puesto que «son los que generan y pueden generar, de forma inmediata, más oferta de vivienda en alquiler».

Para concluir, el CEO de Colliers, Mikel Echavarren, asegura: «La fiscalidad de los grandes tenedores de viviendas es ya muy negativa, ya que no pueden recuperar el IVA de sus inversiones, de sus proveedores de servicios, mantenimiento y rehabilitaciones. Hablar de retirar sus ‘privilegios fiscales’ es un concepto poco afortunado».

Lo último en Economía

Últimas noticias