TRAS PERDER 45 MILLONES POR LA QUIEBRA DE POPULAR

El presidente de Naturhouse: "Pediré responsabilidades a Ron y Saracho por su gestión en Popular"

Naturhouse
Félix Revuelta, presidente de Naturhouse (Foto: Flickr)

Félix Revuelta, presidente ejecutivo del Grupo Naturhouse, es accionista de Banco Popular y ha perdido alrededor de 45 millones de euros tras la bancarrota de Banco Popular y la compra por parte de Banco Santander. “No me preocupa el perder o ganar, lo que me preocupa es la forma de perderlos, no puede ser que de la noche a la mañana el banco esté en quiebra", asegura. No duda ni un momento, Revuelta afirma rotundo que van a pedir responsabilidades al consejo de administración de Ángel Ron y también al de Emilio Saracho.

En declaraciones a OKDIARIO, el empresario duda del desenlace que tendrá la situación actual, “no sé si va a tener arreglo, la verdad, pero sí le aseguro que buscaremos abogados y estudiaremos acciones legales contra el consejo para pedir responsabilidades”. Declara que los controles a los que el Popular ha sido sometido durante los años de crisis “no han sido los correctos, las auditorías han fallado y los órganos reguladores también”.

Recuerda que hace un mes “nos dijeron que habíamos ganado 150.000 euros, ayer se vendieron 286 millones de acciones. O no nos han informado adecuadamente o hay algo que no entiendo. Creo que no han dicho la verdad en el consejo”.

Según ha afirmado el propio Revuelta, tras la venta de Popular ha perdido alrededor de 45 millones de euros. “No me preocupa el perder o ganar, lo que me preocupa es la forma de perderlos, no lo veo claro”. “Entre los inversores hay quienes estamos dispuestos a ganar o perder, pero hay afectados que lo han perdido todo”, asegura el empresario.

El presidente ejecutivo de Naturhouse cree que “la acción debería haber sido suspendida de cotización hace meses y no han hecho nada. “¿Dónde han estado los órganos reguladores?”, se pregunta el accionista sin ocultar su indignación.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se negó a frenar la cotización a pesar de las salvajes caídas en Bolsa de los últimos días. Solo el jueves pasado las acciones de Popular se desangraron más de un 18% y el órgano regulador argumentaba que “había que dejar hacer a los mercados” porque “había suficiente información”.

"Han fallado todos los ejes de gestión y control"

La sangría bursátil de la entidad siguió adelante hasta ayer mismo, se vendieron 286 millones de acciones de Popular y se movieron 246 millones de euros. “¿A qué hemos jugado?”, se pregunta Revuelta. Y añade: “Han fallado absolutamente todos los ejes de gestión y control, a la quiebra no se llega en cuatro meses”.

Además, asegura que el modo de gestión de Ron, Saracho, auditoras y órganos reguladores “no ha sido ni serio ni ético y la seguridad jurídica de este país queda totalmente en entredicho”.

El problema, según Revuelta, es que los consejeros no son nombrados por los accionistas. “Los nombra el consejo y ponen a los amiguetes, accionistas minoritarios como nosotros no tenemos representación ni oportunidad de presionar o tener acceso a más información”.

El fin del culebrón de Popular no tiene precedentes, la Junta Única de Resolución (JUR) resolvía que Santander comprara la entidad por el precio simbólico de un euro, después de que ayer en Banco Central Europeo (BCE) le comunicase que la insolvencia de Popular. El banco de Ana Botín se hacía con la entidad y se evitaba el rescate con dinero público.

Según los expertos, las acciones de Popular serán amortizadas y no volverán a cotizar nunca, lo que equivale a decir que los accionistas del banco han perdido el 100% de su inversión.

No es forma de quitarse a los accionistas del camino”, concluye Revuelta. Además, el directivo expone que “no puede ser que las cómo se han hecho las cosas con nosotros, ni siquiera se nos ha preguntado si estábamos dispuestos a asumir una ampliación de capital, directamente se ha vendido por un euro”.

"Hay afectados que lo han perdido todo"

El número de afectados que se han unido a la plataforma de accionistas minoritarios puesta en marcha por Revuelta se ha multiplicado en el día de hoy. “Ayer teníamos alrededor de 100 personas asociadas, hoy ascienden a más de 600. El teléfono del despacho no ha parado de sonar”, comenta el presidente.

Explica que entre los accionistas de Banco Popular “hay de todo, desde los que estamos dispuestos a ganar y perder, hasta accionistas que han perdido todo su dinero. Hay afectados que lo han perdido todo”.

Los accionistas españoles se unen a los chilenos y mexicanos para elevar la presión y ser más fuertes. “Me gustaría que la plataforma de afectados creciera aún más, haremos un ente fuerte con accionistas extranjeros para pedir responsabilidades”.

Lo último en Economía