MUJERES CON TALENTOK

María Benjumea: «La vida da para hacer de todo»

Benjumea
María Benjumea en la presentación de South Summit.

Esta semana en Mujeres con TalenOK hablamos con María Benjumea, una mujer que tiene 63 años y que lleva toda la vida emprendiendo proyectos. El penúltimo, nunca se sabe, consiste en promocionar el mayor encuentro de compañías startup que se celebra en España. No está en contra de las cuotas pues afirma que las féminas "padecen" muchos siglos de historia.

Benjumea (Madrid, 1954) asegura a OKDIARIO que "la vida da para hacer casi todo" pues ella empezó a emprender por casualidad. La fundadora de Spain Startup, iniciativa privada española, que busca impulsar el emprendimiento y la innovación, no cuenta con familia directa dedicada a la empresa.

¿Pero usted qué es, de los Benjumea pobres? le preguntamos con sorna a lo que ella nos responde; me da mucha pena lo que ha ocurrido con Abengoa pues son familia pero lejana. Mi abuelo tenía más contacto con ellos pero yo no he mantenido esa relación.

Pese a ello, María ha sido emprendedora durante toda su trayectoria profesional. Tras licenciarse en Geografía e Historia puso en marcha Taller del Arte, un espacio anticuario, galería de arte y escuela de restauración. En 1981 creó Círculo de Progreso, después Infoempleo, que en poco tiempo se convirtió en portal líder en la búsqueda de trabajo.

Desde ese momento empezó a difundir la máxima de "si quieres puedes", además de poner en valor la evolución que había tenido la proyección profesional de las mujeres. A partir de lo cual, formó parte del proyecto Lidera, que puso en marcha la Comunidad de Madrid para potenciar el liderazgo femenino en las empresas.

Infoempleo duró hasta el año 2006 bajo su mandato pues decidió vender el 51% en la confianza de que con el 49% restante podría seguir ejerciendo su dirección pero de manera más relajada. Craso error. "Es la mejor forma de perder el control de la empresa y encima vendiendo a mitad de precio, pero de todo se aprende", asegura a este periódico.

Escarmentada de no haber sacado más dinero y de haber hecho mal las cosas decide poner en marcha la celebración de South Summit, un encuentro en el que participan los principales actores del ecosistema emprendedor: startups, inversores, instituciones y corporaciones en búsqueda activa de innovación. La última edición se celebró en el espacio madrileño de La N@ve y contó con más de 12.500 asistentes de los que 7.100 eran emprendedores y 660 inversores.

Pero eso no es todo, Benjumea es socia fundadora de International Women Forum España y vicepresidenta de Secot. El año pasado recibió la Medalla de Oro al Mérito al Trabajo, un reconocimiento a su carrera profesional y en 2011 fue Premio Nacional a la Mujer Directiva en la categoría de Innovación Empresarial. Además, recogió el Premio Clara Campoamor 2009 por el Ayuntamiento de Madrid, Premio Empresaria del Año 2007 por ASEME y ha sido una de las Top 100 mujeres líderes en España en las últimas ediciones.

Mujer muy familiar recuerda orgullosa que está casada, tiene 2 hijos y 3 nietas. "Para mí mi marido es muy importante pues ha sido un compañero de viaje excepcional. Él ha sabido comprender todo lo que pasaba, las cosas que me ocurrían y de hecho a mis hijos les hemos inculcado este espíritu emprendedor pues ellos han montando proyectos también por su cuenta. Yo nací y viví en otra época, en la que de las mujeres se esperaba que fueran buenas esposas. Encontrar un hombre que te apoya y te da tu hueco es fundamental", recalca.

Sobre el machismo asegura que todos los profesionales, sean del género que sean, encuentran dificultades en su vida laboral pero lo importante es ver cómo las sortean. "Los obstáculos están para todos sí, pero sólo los buenos consiguen superarlos", asegura una mujer que dice que ahora están las cosas mucho más fáciles para las mujeres que cuando ella empezaba.

No deja de viajar allí donde hay emprendedores y a pesar de su edad, se maneja en el entorno startup, los capitales semilla y los business angels como si tuviera 20 años.

Con todo, no le parece mal la cuestión de las cuotas pues aunque las féminas han cambiado el chip, sigue habiendo dos techos; el que puede poner la sociedad y el que se autoimponen las mujeres.

Como decía al principio de la entrevista siempre hay tiempo para hacer cosas, su siguiente proyecto; "Está escrito en las estrellas".

Lo último en Economía

Últimas noticias