Supermercados

Aldi sigue sufriendo en España: rescata a sus filiales tras perder más de 43 millones

El grupo alemán continúa su fuerte inversión en el país con 60 aperturas de grandes tiendas en los últimos dos años y roza los 1.000 millones de euros de facturación

Aldi sigue sufriendo en España: rescata a sus filiales tras perder más de 43 millones
Aldi en la calle Joan Maragall (Madrid)

A Aldi se le sigue resistiendo el mercado español. El grupo alemán ha publicado esta semana los datos que reflejan cómo ha ido su último año fiscal, todo para corroborar lo caro que está pagando el grupo su apuesta por crecer en el mercado nacional mediante una incesante apertura de tiendas y campañas de publicidad. En 2017, el último año publicado por la sociedad, las filiales del grupo en España han perdido 43,8 millones de euros y han tenido que ser rescatadas por la matriz (propiedad de dos sociedades alemanas) para restituir su equilibrio patrimonial.

Así lo explica en las cuentas anuales de la sociedad matriz Aldi Supermercados SL, consultadas a través de Infoempresa, y en la de sus filiales regionales en España. Dado que los resultados de los últimos años son siempre de pérdidas en las filiales del grupo debido al plan de expansión y a la escasa rentabilidad por metro cuadrado, Aldi ha establecido este modelo para continuamente restablecer el patrimonio neto de sus filiales que a 31 de diciembre de 2017 superaba los 281 millones de euros negativos, empeorando un 14,5%.

El préstamo a sus filiales en desequilibrio patrimonial ha superado los 50 millones de euros en 2017

Consultada por OKDIARIO, Aldi no facilita los datos de a cuánto ha ascendido el ‘rescate’ a sus filiales pero yendo a las cuentas de las mismas se observa que el préstamo ha superado los 50 millones de euros. La entidad ha utilizado este método en años anteriores para reestablecer el equilibrio patrimonial de sus filiales.

Cuatro grandes filiales en España

Aldi ha sido contactada por OKDIARIO para tener más información sobre sus cuentas de 2017 y ha respondido lo siguiente: "Aldi está afrontando un período de expansión y crecimiento en España, motivo por el que se ha realizado una aportación de capital extra. De esta forma, puede encarar los retos de futuro de forma ágil y óptima. Aldi abrió 29 tiendas en 2017, el pasado 2018 finalizó el año con la apertura de más de 30 establecimientos en toda España, una cifra que prevé repetir en 2019 manteniendo el mismo ritmo de crecimiento".

Aldi tiene una estructura en España de varias filiales regionales que son las que facturan las ventas de la compañía. Son Aldi Pinto (zona centro), Aldi Masquefa (Cataluña), Aldi Dos Hermanas (zona sur) y Aldi San Isidro (Levante). Entre todas ellas las ventas de 2017 suman 970 millones de euros, un 12,7% más. Con toda probabilidad durante el ejercicio 2018, para el que habrá que esperar a marzo del año que viene para conocer las cifras, Aldi ha superado los 1.000 millones de euros en ventas por primera vez lo que lo coloca como la séptima cadena de supermercados del país.

"Estamos afrontando un periodo de crecimiento en España, motivo por el que se ha realizado una aportación de capital extra"

Aunque la cifra de negocio de Aldi no llega ni siquiera al 5% de los más de 22.000 millones que facturó Mercadona en 2017, tras varios años de fuerte apuesta por España en los que ha invertido más de 500 millones de euros, la empresa con sede central en Hamburgo logra estabilizarse como la séptima por cuota de mercado, tras Mercadona, Carrefour, Lidl, DIA, Eroski y Auchan (Alcampo).

En el mercado nacional la empresa mantiene cuotas que superan el 1% pero está lejos de las líderes del sector sobre todo en ventas por metro cuadrado, tal y como informaba el medio especializado ‘Alimarket’ que situaba el like-for-like de Aldi (las ventas comparables, el dato más relevante del sector retail) como el peor de las 20 primeras cadenas de supermercados.

Fuentes del sector consultadas confirman que las dificultades de los supermercados alemanes son notables en España, al haber apostado por un modelo de productos con notable presencia de ‘bio’ y orgánicos que aún no tienen el mercado suficiente en el país. Sin embargo, estas mismas fuentes aseguran que Aldi España, división de Aldi Nord (el grupo se partió en dos con la segunda generación y se repartieron los mercados para no competir entre ellos) tiene la capacidad de aguantar muchos años más de inversión y pérdidas por motivos de imagen y hasta que consiga una posición tan sólida como la que tiene en otros importantes mercados europeos como Reino Unido donde es la primera cadena de descuento con más del 7% del mercado y ha hecho mucho daño a las tradicionales enseñas.

Lo último en Economía

Últimas noticias