El ‘huracán’ Meghan Markle en revolución: las marcas que viste disparan un 1.000% las ventas

Meghan Markle
Meghan Markle (Foto. Getty)

Meghan Markle no solo es capaz de conquistar a los británicos, también tiene la capacidad de revolucionar las cuentas de resultado de las compañías del sector del textil y el lujo. Dejando de lado la boda, que según datos de Brand Finance, generará en Reino Unido una riqueza de alrededor de 565 millones de euros, la actriz de Suits y prometida del Príncipe Harry dispara las ventas de las marcas que viste hasta un 1.000%.

La calidez, la cercanía y el estilo personal de Meghan Markle son los ingredientes que hacen de la actriz una apuesta segura para las marcas. No es una influencer, -gracias a Dios- pero sí que tiene poder sobre la decisión de los consumidores de comprar una u otra marca.

El efecto económico de las mujeres royals de Reino Unido ha sido siempre indiscutible, pero Markle cuenta con una peculiaridad que no tenían ni la Duquesa de Cambridge ni tampoco Lady Diana: procede de EEUU y, además, del mundo del cine norteamericano. ¿Tiene más poder Markle que Catalina Middleton o la Princesa de Gales por su profesión en el mundo de la interpretación?

Patricia SanMiguel, investigadora de Isem Fashion Business School, cree que "puede ser una mezcla entre su origen en el star system americano y el hecho de que se va a convertir en la nueva princesa de Inglaterra".

Es una mina de oro. El jersey sencillo y negro de M&S Jumper a 45 libras con el que fue a una visita radiofónica se agotó en pocos minutos. Cuando un día más tarde hubo reposición de la misma prenda, los clientes lo volvieron a arrasar. Todo el mundo quería imitar a Markle, el precio era aceptable.

Meghan Markle
Meghan Markle y el Príncipe Harry en su primer acto como prometidos. (Foto. Getty)

Los bolsos también han sido estrellas de ventas con el efecto de la actriz. La compañía londinense DeMellier ha señalado que el tráfico online en su web se ha disparado un 2.000%. El modelo en concreto costaba alrededor de 375 euros. Por su parte, la marca escocesa Strathberry -con bolsos hechos en Ubrique, España- agotó en la web y en todos sus corners minoristas que Markle eligió en su primera aparición oficial.

SanMiguel, desde Isem Business Fashion School, cree que para una marca, que alguien como Markle lleve su abrigo,  supone multiplicar exponencialmente su visibilidad y aumentar considerablemente su Brand Awarness entre los consumidores". Sin duda, añade la experta, "el poder de influencia de Meghan se basa en la admiración o  ‘aspiración’ que despierta". 

El presidente de la compañía de gafas de sol Finlay & Co cree que la actriz de Suits tiene “más poder incluso que Rihanna, el impacto de que Meghan haya usado nuestra marca aumentó las ventas un 1.000%”. Se trata del modelo que la futura royal lució en la primera aparición juntos en los Juegos Invictus de Canadá.

Alejandra Nuño, directora de Amor Propio Branding explica a OKDIARIO que Meghan Markle “en sí misma es ya una marca, con su autenticidad y esa elegancia innata no me extraña que las marcas la reclamen”. Apunta la experta, además, que la actriz ha conquistado a todo el mundo por su “cercanía, un rasgo que tiene que otras personas en su mismo lugar no tienen”.

Cree también Nuño que “está cautivando y cambiando algunos cánones de protocolo encorsetado de los británicos con esta cercanía, está trayendo poco a poco la revolución”. De alguna manera, a tenor de la experta, Meghan Markle está rompiendo moldes dentro de la Casa Real inglesa “como siempre ha hecho también el Príncipe Harry”.

Concluye Nuño que “no hay nada mejor para posicionar una marca de que hacerlo de manera sincera y sencilla”.

Las marcas británicas y escocesas como Burberry o Barbour, por motivos obvios, son también muy recurrentes en el vestuario de Markle. La estadounidense ha abierto mercado a las compañías más puramente inglesas en EEUU gracias a su notoriedad en su país de procedencia. Tras su aparición con uno de los abrigos impermeables de John Barbour en 2017, las búsquedas online crecieron un 72%, la mayor parte de ellas en el país norteamericano.

SanMiguel señala que Barbour ha conseguido aumentar sus búsquedas en internet "gracias al cariño, e incluso fervor, que se tiene en Reino Unido por su Familia Real. Ha permitido a la marca llegar a un nicho general y muy grande de consumidores".

Markle: ‘Efecto celebrity real’

Meghan Markle
Meghan Markle Foto. Getty

Por su parte, Inmaculada Urrea, experta en branding y consultora de marcas de moda, lo resume en una sola frase: “Se trata del efecto celebrity real”. Explica que las conocidas ‘neuronas espejo’ han hecho de las suyas, las personas tendemos a imitar aquello que nos gusta. “Sin querer las personas se espejean en lo que ven y si les gusta, lo quieren. Siempre funciona, es una buena técnica de venta”, apunta.

Meghan Markle, en apenas nueve apariciones oficiales junto al Príncipe Harry ha lucido alrededor de 25.000 euros en prendas y complementos de las primeras marcas del mundo. Amanda Wakely, salones del español Manolo Blahnik, Jason Wu, Altuzarra, Alexander Wang, Woldford, Alexander McQueen o Stella McCartney son algunas de las marcas que no faltan en el guardarropa de la futura Duquesa de Sussex.

SanMiguel explica que las marcas "durante muchos años han utilizado a celebrities como escaparate para sus prendas". Sin embargo, apunta "la llegada de las redes sociales ha democratizado la información y que el impacto para la marca sea aún mayor".  Eso sí, concluye: "Ella no cobra de la marca por llevar el abrigo, es una prenda que ha elegido libremente, por lo que es percibido por los consumidores como algo más real, una elección personal".

Se trata de la segunda americana que llega a la Familia Real de Inglaterra, aunque, al menos de cara a la galería, ha sido mejor aceptada. La primera fue la socialité estadounidense Wallis Simpson, mujer divorciada tres veces y por la que Eduardo VIII renunció a su trono para dejar paso a Jorge VI, el padre de la actual Isabel II.

Lo último en Economía

Últimas noticias