JORNADA LABORAL

Los hosteleros cargan contra la jornada laboral de 4 días que propone Iglesias: «No es momento para debatir»

Ver vídeo

El vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha amenazado esta semana con abrir un nuevo conflicto en el Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos -brechas que se han sucedido desde que la crisis del coronavirus comenzó a dar sus primeros coletazos en el mes de marzo- con la propuesta de la reducción de la jornada laboral a cuatro días a la semana. Una propuesta que ha respaldado la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

En concreto, el vicepresidente del Gobierno explicaba esta semana que «nosotros siempre hemos sido partidarios de la reducción de la jornada laboral. La propuesta es interesante y me consta que el Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz la está estudiando, y en el marco del diálogo social se va explorar porque favorecería sin duda la generación de empleo». Unas declaraciones que secundó la podemita Yolanda Díaz en su cuenta de Twitter.

«El tiempo de trabajo exige una nueva concepción, que atraviese, como ya estamos haciendo, leyes y usos laborales. La reducción de jornada, el control de horas extraordinarias, el derecho a la desconexión o la conciliación son elementos que deben dialogar en este necesario debate», publicó este jueves Díaz.

Golpe a la hostelería

Un debate que ha caído como un jarro de agua fría en el sector de la hostelería, en un contexto marcado por los efectos derivados de la crisis del coronavirus. «Desde Hostelería de España consideramos que no es este el momento del debate de los cuatro días de trabajo a la semana, estamos muy preocupados por la recuperación de la actividad completa para el sector de hostelería y turismo», ha explicado a OKDIARIO el secretario general de la patronal de los hosteleros, Emilio Gallego.

«La inacción del gobierno y sus promesas incumplidas podría suponer el cierre de un tercio de los establecimientos hosteleros, hasta 100.000, y la pérdida de entre 900.000 y 1,1 millones de puestos de trabajo».

Ante este escenario, los hosteleros piden que se olvide este debate y establezcan medidas para salvar a los hosteleros del impacto de la crisis del coronavirus: «Son necesarios medidas de apoyo para las empresas para que los empleos se mantengan en su totalidad, pero aún hay cientos de miles de trabajadores que aún no han podido recuperar al 100% su actividad en el sector hostelero y turístico», explica Gallego.

Por su parte, recuerda Gallego al Gobierno de Pedro Sánchez que «los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) tienen fecha de finalización el 31 de enero y será necesario llevarlos como mínimo hasta mayo de 2021». Además, califican de «insuficientes» los porcentajes de exoneraciones establecidos hasta la fecha.

Retraso en el rescate de la hostelería

Mientras el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, se preocupa por reducir la jornada laboral -en plena segunda ola de la crisis del coronavirus, Sánchez vuelve a retrasar el plan de rescate para la hostelería que agoniza ante las nuevas restricciones en plan campaña de Navidad. A pesar de repetir como un mantra que «no vamos a dejar a nadie a atrás».

Un plan de rescate que ya acumula un mes de retraso, ya que el Gobierno anunció a finales de octubre medidas para frenar la situación que vive el sector de la hostelería. En concreto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, anunció en la entrega de los premios nacionales de la hostelería de La Rioja la puesta en marcha del rescate.

No obstante, los hosteleros continúan esperando a que el Gobierno ponga en marcha ayudas directas para un sector que está sufriendo en primera persona los efectos derivados de la crisis del coronavirus, mientras ponen en juego un millón de empleos y la pérdida de 100.000 negocios. «La inacción del gobierno y sus promesas incumplidas podría suponer el cierre de un tercio de los establecimientos hosteleros, hasta 100.000, y la pérdida de entre 900.000 y 1,1 millones de puestos de trabajo», explican fuentes de Hostelería España.

Según datos de la patronal, hasta el décimo mes del año han bajado cerrado ya 65.000 negocios y se han perdido 350.000 puestos de trabajo por los efectos derivados de la crisis del coronavirus. Un escenario que se suma a la falta de liquidez de los bares y restaurantes, que se enfrenta a una caída de la facturación de casi la mitad por las restricciones que ha impuesto el Gobierno de Pedro Sánchez.

Lo último en Economía

Últimas noticias