FCC aprueba la venta del 49 % de Aqualia y no tiene planeado pagar dividendo

FCC
FCC

El consejero delegado de FCC, Pablo Colio, ha asegurado este jueves que “no está encima de la mesa” el pago de dividendos en 2018, aunque ha apuntado que oficialmente no hay nada decidido en este sentido.

La Junta de Accionistas de la compañía controlada por el multimillonario mexicano Carlos Slim ha aprobado el nombramiento de Pablo Colio como nuevo consejero ejecutivo de la sociedad, por un plazo de cuatro años, así como la venta del 49 % del capital social de su filial de gestión de agua Aqualia al fondo australiano IFM Global Infrastructure por 1.024 millones de euros y que tendría que estar cerrada el 30 septiembre.

Colio accedió al cargo de consejero delegado del grupo en septiembre de 2017, después de que el mexicano Carlos Jarque presentara su renuncia de este puesto y anunciara su vuelta a la operadora de telecomunicaciones de Slim, América Móvil.

Según ha señalado el consejero delegado de la compañía durante su intervención en la Junta, el fondo australiano IFM es un “socio relevante y conocido” en los mercados en donde opera, lo que permitirá a FCC, acometer “con mayor éxito” los nuevos proyectos.

La compañía tiene previsto destinar los fondos obtenidos con la venta de Aqualia a reordenar la deuda y a atender otras necesidades corporativas del grupo. Por su parte, la presidenta FCC, Esther Alcocer Koplowitz, ha recordado en el inicio de la Junta que la compañía ha retomado “el camino de los beneficios”, una línea que prosigue en el primer semestre de 2018.

Beneficio de 118 millones en 2017

En ese apartado, FCC ejecutó una amortización anticipada de 1.069 millones, con una novación remanente de la deuda y la emisión de dos bonos en el mercado internacional por parte de Aqualia.

Colio ha resaltado el beneficio de 118 millones obtenido en 2017, que ha calificado como una “consolidación plena de un proceso de recuperación” iniciado a partir de diciembre de 2014.

Además ha subrayado el papel que desde la fecha ha desempeñado por el Grupo Carso, de Slim, especialmente, en el ámbito financiero y como “inspirador esencial” de los gestores del grupo tras la nueva estructura accionarial.

FCC ganó 50,3 millones de euros en el primer trimestre del año, un 135 % más respecto a un año antes, gracias al mejor comportamiento de las actividades de explotación en todas las áreas de negocio, así como de las eficiencias financieras obtenidas. Los ingresos ascendieron a 1.332,7 millones, el 0,8 % menos.

Además de la venta de Aqualia, FCC presenta como principales hitos en lo que va de año los primeros contratos en Omán y Panamá, el desarrollo de la planta desaladora en Guaymas, Sonora (México), y un incremento en la cartera de servicios en el área de medio ambiente hasta los 10.849,7 millones.

La Junta ha votado a favor de la reelección de Deloitte como auditora del grupo hasta 2019, así como el punto referente a la autorización al consejo para adquirir acciones propias y la política de remuneraciones de los consejeros de la sociedad.

Temas

Últimas noticias