Desde 2010, casi 6.500 funcionarios nacionales menos

El Estado adelgaza en Cataluña mientras la región dispara el número de funcionarios autonómicos

Quim Torra
Quim Torra y Pedro Sánchez se saludan en el Palau de la Generalitat. Foto: EFE

La Administración central ha reducido su presencia en Cataluña en casi 6.500 funcionarios desde julio de 2010 hasta julio de 2019, durante el desafío independentista catalán, mientras la región ha disparado su personal público dependiente de la Generalitat y sus órganos dependientes en más de 30.000 personas. Así lo reflejan los datos del Ministerio de Función Pública de la última década consultados por este diario.

En concreto, en julio de 2010 había en Cataluña trabajando como funcionarios de la Administración central un total de 32.372 personas, frente a las 172.019 que lo hacían para organismos y consejerías autonómicas.

Nueve años después, en julio de 2019 -último dato publicado-, la nómina del Gobierno central en esta región se había reducido en casi 6.500 personas, hasta las 25.866 personas. En cambio, el número de funcionarios que cobran de la Generalitat había subido hasta 204.861, es decir, 32.842 más.

En cuanto al personal de la Administración central, se trata de militares, policías y guardias civiles, a los que se suma el personal de la administración del Estado y de Justicia. De las 25.866 personas que trabajaban en Cataluña en julio de 2019, un total de 8.222 son militares y policías y guardias civiles. La cifra es similar -400 menos- de la que había en julio de 2010. Destaca Lérida, donde quedan apenas 674 militares y miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para una población superior a los 430.000 personas.

También es similar la cifra de funcionarios de la Administración de Justicia, donde destaca de nuevo Lérida: quedan 104 personas. La caída se produce principalmente en el personal de la Administración del Estado y de organismos públicos ‘nacionales’ en la región.

Cataluña

Y mientras adelgaza la presencia pública de la Administración central, se dispara la de la Generalitat. En julio de 2019 había en la región 204.861 personas cobrando del Gobierno de Quim Torra -inhabilitado en primera instancia por desobediencia-, casi ocho veces más que ‘nacionales’. Por ejemplo, en Barcelona, son ya 143.032 ‘autonómicos’ y 18.774 ‘nacionales’. En Lérida hay diez veces más ‘autonómicos’ que ‘nacionales’.

El incremento de funcionarios autonómicos es constante en la última década, al tiempo que el Estado ha ido desapareciendo de la región. Justo cuando los dirigentes de la Generalitat han planteado un desafío independentista que les llevó, sin éxito, a saltarse la ley para forzar la independencia del resto de España.

Además de los efectos que tiene sobre la presencia del Estado en la región, el incremento de funcionarios públicos catalanes -con el aumento del gasto que eso conlleva- se produce en medio de la quiebra de la economía de la región, que ha tenido que pedir 80.000 millones de euros al fondo de liquidez del Estado para poder financiarse y pagar las nóminas.

Lo último en Economía

Últimas noticias