Reino Unido y Marruecos pactan crear uno alternativo

España ha gastado ya 55 millones de euros desde 1981 en estudios sobre el túnel del Estrecho

Recreación del túnel del Estrecho entre España y Marruecos.
Recreación del túnel del Estrecho entre España y Marruecos.

España ya ha gastado 55 millones de euros desde 1981 en estudios e informes sobre las opciones para construir un túnel en el Estrecho de Gibraltar sin que se vea en el horizonte la primera piedra -Florentino Pérez fue uno de los ideólogos cuando fue director general de Infraestructuras en el Ministerio de Transportes entre 1980 y 1981-. Mientras, Reino Unido y Marruecos estrechan relaciones y han pactado poner en marcha un proyecto alternativo al español que uniría las ciudades de Tánger y Gibraltar.

Marruecos sigue por tanto creciendo en infraestructuras mientras España queda relegada: un ejemplo es el puerto de Tánger, que amenaza ya el liderazgo de Algeciras, mientras España lleva décadas sin construir una línea ferroviaria que una el tren con el puerto para el transporte de mercancías -una de las históricas reivindicaciones de la región-.

Según reconoce la empresa creada por España y Marruecos para este proyecto en 1981, hace 40 años, Secegsa, hasta 2019 se habían gastado en estos informes 54,9 millones de euros. El resultado de cuatro décadas de estudios es que el mejor recorrido es unir Punta Paloma, en Tarifa, con Punta Malabata, cerca de Tánger -38,6 kilómetros-, pero directivos de la empresa retrasan el inicio del proyecto hasta las décadas de 2030 ó 2040.

En el mejor de los casos, España tardaría 50 años en empezar a poner la primera piedra de este proyecto, que revitalizaría económicamente la zona. Mientras, Reino Unido ha movido ficha y ha acercado posturas con Marruecos bilateralmente tras la salida del país de la Unión Europea (UE). Crecen los contactos comerciales entre ambos países, y utiliza la colonia de Gibraltar para adelantarse a España en el histórico proyecto de unir Europa con África por carretera, a través de un puente o de un túnel.

50.000 euros públicos en un año

Aunque España lleva ventaja sobre esa declaración de intenciones de Reino Unido, 40 años y 55 millones de euros no hay un proyecto visible. Se da la circunstancia de que, según la última memoria económica registrada por la empresa, 2019, en ese ejercicio se gastaron 90.000 euros en estudios e informes para el proyecto de los que el Gobierno de Pedro Sánchez sólo aportó 50.000 euros. Un total de 50.000 euros en un año para este proyecto.

Se da la circunstancia también de que los gastos de personal de la empresa ascendieron a 800.000 euros en 2019, un ejercicio en el que además no hubo presidente en la compañía. Secegsa tenía en ese año once trabajadores, por lo que el sueldo medio ronda los 72.000 euros anuales.

Sumando estos gastos a los de los informes, la empresa pública habrá gastado alrededor de 70 millones de euros de dinero público en 40 años en un proyecto que parece abandonado mientras Reino Unido amenaza con desarrollar uno alternativo.

Lo último en Economía

Últimas noticias