Presupuestos 2019

Sánchez da luz verde a los Presupuestos más políticos de la Democracia con las Cortes cerradas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El proyecto de Presupuestos que llega este viernes al Consejo de Ministros incluye menos crecimiento del previsto y menos capacidad de gasto del Estado en un momento de frenazo económico. Pero esos datos quedarán en un segundo plano porque se trata de unas cuentas más políticas que económicas.

El Gobierno aprobará hoy en Consejo de Ministros el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) más político de la Democracia. Y lo hará con las Cortes Generales cerradas por vacaciones. En un momento en el que la economía global y la española se están frenando, el Ejecutivo dará luz verde a unas cuentas que no han sido diseñadas para hacer frente al nuevo ciclo sino para sostener un Ejecutivo con 84 escaños. Los PGE 2019 contienen, además, unas previsiones de ingresos extremadamente optimistas, como advirtió en otoño la Comisión Europea (CE) tras recibir el borrador del documento.

Tal es el interés político de estas cuentas que en las negociaciones preliminares con partidos clave para que salgan adelante han estado más presentes reivindicaciones como la libertad de los políticos catalanes en prisión o el decreto para que los ayuntamientos puedan limitar el precio de los alquileres que las medidas con las que las cuentas públicas deben dirigir la economía hacia una u otra dirección.

Fuera de plazo

Pese a las prisas de última hora de Pedro Sánchez por sacar adelante sus cuentas -fruto de la victoria del centro derecha en Andalucía-, los Presupuestos 2019 llegarán el próximo lunes fuera de plazo al Congreso. Esta tardanza, que no cumple con lo estipulado en la Constitución, se ha vuelto ya una tradición en España por las complicaciones de la fragmentación política para gobernar. Pero en este caso, se añade el hecho novedoso de que va a tener que ser la Diputación Permanente del Congreso la que autorice el trámite parlamentario de las cuentas. Así, para que el Ejecutivo pueda intentar cumplir con su deseo de tener los PGE aprobados antes de abril, el Congreso podría adelantar algunas comparecencias, según fuentes próximas a Hacienda.

Las cuentas que presentarán hoy la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la ministra de Economía, Nadia Calviño, incluyen un recorte de una décima en la previsión de crecimiento para 2019, hasta el 2,2%, según avanzó ayer Calviño. Este recorte en la evolución del PIB tendrá un impacto negativo en la recaudación prevista inicialmente. A ello se añade el hecho de que el Gobierno no ha sido capaz de elevar el techo de gasto y Montero ha tenido que elaborar las cuentas con la senda de déficit que había pactado el Ejecutivo de Mariano Rajoy con Bruselas.

Así, frente al 1,8% de déficit previsto por Sánchez en el año en el que quería impulsar su gasto social, el Gobierno sólo podrá cerrar con un desfase entre ingresos y gastos públicos del 1,3%. No obstante, este menor déficit se reparte entre Estado, comunidades autónomas y Seguridad Social, con lo que el recorte que tendrá que asumir Hacienda es de una décima, esto es unos 1.000 millones de euros.

A la espera de que entre este viernes y el próximo lunes se despeje la incógnita de cómo se espera aumentar la recaudación o reducir el gasto social para cuadrar las cuentas, desde el Ejecutivo ya se ha avanzado que Cataluña contará con un tratamiento especialmente generoso en los Presupuestos de 2019, en un claro guiño a los independentistas, imprescindibles para que sean aprobados.

Otra de las claves será el contenido de las cuentas en el apartado de Vivienda, un punto estratégico para Podemos. No obstante, a cambio de su apoyo a los PGE el partido de Pablo Iglesias exige, entre otros, un nuevo Real Decreto que conceda poder a los ayuntamientos para limitar el precio de los alquileres. Una legislación que también se aprobaría al margen de los PGE, lo que confirma el escaso interés económico con el que el socio de Gobierno de Sánchez está analizando las partidas de ingresos y gastos con las que se debe impulsar el crecimiento económico.

 

Últimas noticias