Divisas

Cómo ganar dinero comprando divisas en un escenario de guerra comercial

Divisas
Divisas. (Foto. Istock)

Esta semana vamos a hablar sobre la divisa que podemos utilizar en las circunstancias actuales de mercado, en particular las pocas opciones en renta fija y la volatilidad de los mercados de renta variable.

La divisa es un tipo de activo que normalmente ignoramos y consideramos comúnmente como muy complicado para invertir. Es un mercado con mucho movimiento, lo que llamamos volatilidad y que está abierto las 24 horas del día

Durante las recesiones, la demanda del USD siempre se incrementa. Ante la expectativa de una recesión, es el momento de compra del franco suizo, el dólar de Singapur, el USD y el Yen japonés. En contra, si de esa circunstancia, deberíamos vender las divisas emergentes de nuestra cartera, si las tuviéramos.

Así, el dólar (USD) es una de las divisas más seguras en las que invertir, ya que la mayor parte de los bienes y servicios que se comercian alrededor del globo tienen lugar en esa divisa. Eso significa que “se usa” por todos y para la mayor parte de las transacciones mundiales, lo que la convierte en una divisa “necesaria” y reconocida por todo el mundo para operar. Muchos países emiten su deuda en USD, y en un escenario de recesión, hay una tendencia grande a reducir la deuda, de países y privada, provocando la necesidad de comprar USD para pagar esa deuda. Ese movimiento, genera la apreciación del USD.

La razón detrás de que estas cuatro divisas son rentables durante una recesión, es que pertenecen a países que disfrutan de exposición importante en el exterior. Es decir, el resto del mundo necesita comprar estas divisas para reducir la deuda durante la recesión.

Es este escenario de “desapalancamiento” o reducción de deuda, las divisas que mejor pinta tienen son el yen japonés y el USD. Curiosamente, en las últimas recesiones ha sido el yen la divisa que más se ha revalorizado. Hay que tener en cuenta que Japón está tremendamente endeudado, por lo que en el escenario mencionada de necesidad de despalancamiento, va a tener que “traer” muchos yenes para reducir la deuda.

A medida que las tensiones comerciales se han ido incrementando los últimos meses, hemos observado que el USD ha ido recuperando frente al resto de divisas. El que ese incremento de tensiones comerciales se convierta en un catalizador para una recesión, es pronto para decir, pero lo cierto es que hace mucho que no sufrimos una.

Es posible que sea prematuro todavía, aunque considero que no es una locura ir revisando qué deberíamos hacer en nuestras carteras caso de que la situación empeorara.

Lo último en Economía

Últimas noticias