Aeropuerto de Barcelona-El Prat

Colau hace falsa propaganda: no puede cerrar el puente aéreo Madrid-Barcelona

Colau hace falsa propaganda: no puede cerrar el puente aéreo Madrid-Barcelona
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona.

El Ayuntamiento de la alcaldesa Ada Colau ha anunciado este miércoles que propondrá al Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona El-Prat que elimine todos aquellos vuelos que tengan una correspondencia o alternativa ferroviaria para reducir las emisiones. Sin embargo, fuentes cercanas a Aena destacan que esta decisión no corresponde ni a Barcelona ni a la Generalitat, sino que son competencias comunitarias que dependen directamente de la Comisión Europea (CE).

Y es que uno de los puentes aéreos que se vería principalmente afectado por esta medida sería el que une la Ciudad Condal con Madrid, por el que pasan diariamente miles de personas. El consistorio planea decretar la emergencia climática a mediados de enero y ha defendido que buscará la complicidad del aeropuerto y el puerto de Barcelona para reducir las emisiones en una mesa conjunta con la Generalitat y el Estado español.

Además, fuentes cercanas a una de las aerolíneas más importantes de España han remarcado que «el tren ahora mismo no es una alternativa real«. «Hay dos tipos de personas que hacen uso fundamentalmente de este puente aéreo», explican, «por un lado los viajeros que por trabajo van y vuelven en el mismo día y que no están dispuestos a perder seis horas en el tren, y por otro los que buscan conectar con otro vuelo. En ningún caso el tren es una alternativa viable».

«Una idea firme»

Fuentes cercanas a Colau han asegurado a OKDIARIO que pese a que por el momento solo se trata de un proyecto, «es una idea firme que el consistorio pretende llevar a cabo». Por otro lado, desde Aena aseguran que » la compañía ya forma parte del plan de calidad del aire de la Generalitat y también participa en el protocolo de actuación contra la emergencia climática».

«El puente aéreo tiene una alternativa ferroviaria sin emisiones», aseguró el concejal de Emergencia Climática de Barcelona, Eloi Badia. Y es que el Ayuntamiento de Barcelona ha comenzado el año poniendo en marcha varios proyectos destinados a reducir la contaminación. Un ejemplo de ello es la zona de bajas emisiones (ZBE), que restringirá la circulación a los vehículos más contaminantes poniendo multas de entre 100 y 1.800 euros. La medida impulsada por Colau ya está siendo objeto de críticas por parte de los ciudadanos y de las patronales de empresarios y comerciantes.

Durante el pasado mes de diciembre, la alcaldesa de Barcelona ya exigió al aeropuerto y al puerto de la Ciudad Condal que prepararan zonas de bajas emisiones para reducir la contaminación y mejorar la saluda de los barceloneses.

Lo último en Economía

Últimas noticias