Bancos

Caixabank libera a la provincia de Barcelona de despidos y los acumula en Madrid

CaixaBank
Jordi Gual, presidente de CaixaBank y Gonzalo Gortázar, consejero delegado

Madrid será la provincia más afectada, con 94 oficinas menos y 477 trabajadores, un 25%

Los sindicatos calculan que se pretenden quitar unos 2.400 subdirectores en oficinas rurales

Caixabank descubrió al fin este jueves las condiciones del expediente de regulación de empleo que ejecutará durante 2019. El número de salidas previstas, más de 2.100, cuadra con las previsiones que los sindicatos habían indicado en diciembre del pasado año (entre 2.000 y 2.500). Los ajustes pasarán sin embargo por alto en Barcelona, única provincia junto con Teruel donde Caixabank no ha previsto recortes de plantilla.

En el otro lado, Madrid será la provincia más afectada, con 94 oficinas menos y 477 trabajadores, casi un 25% del total. Valencia, Tenerife, Sevilla y Navarra superan las 100 salidas en la previsión que ha hecho el banco.

En Teruel no hay margen para ajuste de plantilla. Sus salidas son cero, como en Barcelona. Pero la segunda provincia más poblada de España es también la que más empleados tiene del banco. ¿Por qué no se prevé una sola salida? Fuentes de las negociaciones señalan que allí hay déficit de personal. En Barcelona se encuentra la plantilla de mas edad de la empresa, así que se prefiere optar por el sistema de prejubilaciones para las salidas. Según los sindicatos, “Barcelona es una provincia donde en 2017 y 2018 se ha estado contratando gente” por la falta estructural de empleos.

En el otro lado, Madrid será la provincia más afectada, con 477 salidas

En la provincia catalana, no obstante, se cierran 200 oficinas -de un total de 793 que plantea el banco- y sigue sin haber excedente. Ni siquiera en los 214 despidos que se prevén para servicios de apoyo a la red habrá ninguno en la provincia de origen del grupo, que en los últimos años ha integrado a Banca Cívica (Caja Navarra, Caja Canarias, Caja de Burgos y Cajasol de Córdoba) y también Banco de Valencia.

El motivo real es que habrá una gran transformación de oficinas hacia el modelo Store, que abrirán por la tarde (Caixabank ya abre por la tarde los jueves), donde se ubicarán los empleados de estas 200 sucursales que echarán el cierre.

“Creo que en Barcelona no hay ajustes porque en realidad allí se está contratando personal y eso podría ser impugnado”, comenta a este diario una fuente sindical.

En cuanto a los recortes en las oficinas rurales (Caixabank tiene la mayor red de oficinas de España, por encima de Santander y BBVA), los sindicatos calculan que se pretenden quitar unos 2.400 subdirectores en oficinas rurales.

El negocio en España es un lastre

Antes de comunicar a los sindicatos las cifras de salidas, los responsables de Caixabank han presentado a las uniones sindicales un informe para justificarlas. En él, se señalaban los problemas que tiene Caixabank en su negocio en España. “Según nos han dicho, el grupo gana dinero por la división de seguros y por el negocio en Portugal con BPI, pero el negocio ‘core’ en España pierde en un entorno de bajos tipos de interés y es un lastre para la cuenta de resultados”, dice una fuente sindical a este diario.

El ratio de eficiencia de los empleados de Caixabank es menor al de la competencia, según un informe presentado

Los índices como ratio de eficiencia o ingresos por empleado, han dicho los responsables del banco a la empresa, reflejan un desempeño peor de Caixabank que el de sus competidores. En el informe técnico previo, que los sindicatos estan actualmente estudiando, se ha comparado los márgenes de Caixabank con los de BBVA, Santander y Sabadell.

“Es incoherente con lo dicho en Londres”

El informe es algo preceptivo cuando se plantea un ERE por razones organizativas como éste. Desde los sindicatos se considera que el informe era deliberadamente “desastroso” con respecto a los márgenes del banco. “Esto es incompatible con lo que dijeron a los accionistas en noviembre en Londres en la presentación del plan estratégico donde todo era fantástico”, comentan desde UGT y Comisiones Obreras.

La masa salarial de los empleados se acerca a los 90.000 euros de media. En ERE anteriores, los empleados se llevaron en prejubilaciones el 70% del sueldo íntegro de 5 años entre salario y bonificaciones fiscales.

Además de los despidos, la dirección de Caixabank ha propuesto otra “carta a los Reyes Magos” según UGT que incluye medidas adicionales como la eliminación de pluses. Las fuentes sindicales consultadas se muestran inquietas por las muchos recortes que se plantean en el banco. Los márgenes en España están hundidos y la entidad de Jordi Gual y Gonzalo Gortázar quiere ser más eficiente.

Últimas noticias