Banca

Caixabank comunica a sus sindicatos que prevé ejecutar 2.500 salidas

Caixabank
Sede de Caixabank (Foto: caixabank.es)

Caixabank ha comunicado a sus sindicatos que prepara un plan de salidas que afectará a entre 2.000 y 2.500 personas, según ha comunicado a los sindicatos. En una reunión de este miércoles por la mañana, los responsables del banco explicaron el plan estratégico a los representantes de los trabajadores (CCOO y UGT)

Caixabank ha comunicado a sus sindicatos que prepara un plan de salidas que afectará a entre 2.000 y 2.500 personas, según ha comunicado a los sindicatos. En una reunión de este miércoles por la mañana, los responsables del banco explicaron el plan estratégico a los representantes de los trabajadores (CCOO y UGT).

En números redondos, Caixabank tiene 30.000 empleados. Por tanto, las salidas deseadas por el banco rondarían entre el 7% y el 10%. Normalmente en las negociaciones se plantea un número y se suele quedar muy por debajo.

En 2013 el banco planteó 3.000 despidos y acabó cerrando tan sólo 2.400. Hubo cerca de 4.000 solicitudes así que muchas personas no pudieron marcharse.

"Sólo firmaremos un ERE donde todo el mundo sea voluntario", ha dicho Comisiones Obreras, que ha destacado su intención de que todas las bajas sean voluntarias o prejubilaciones.

No obstante, los sindicatos deducen que se quiere hacer un ERE, porque el banco no apuesta por el modelo de prejubilaciones según aseguran. "En 2013 y 2015 ya se hicieron dos ERE porque el modelo de prejubilaciones no se ha querido que la generación del 62 saliera con ellas. No ha salido dotación económica para estas salidas".

El banco ha cerrado 600 oficinas en los últimos tres años, muchas veces para meter a más trabajadores en menos oficinas

Las previsiones de los representantes de los trabajadores es que las salidas se repartan entre oficinas y servicios centrales. Con el plan de cierre de 821 oficinas y el mantenimiento de 1.100 de ellas en las zonas rurales (donde el banco se quiere concentrar por motivos estratégicos de servicio), la estructura de las sucursales cambiará. Hay provincias donde hay más oficinas de las que necesita la entidad, que son singularmente Baleares, Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia o Bilbao según los sindicatos, sobre todo porque allí ya ha habido integraciones de otras entidades.

Estas oficinas también vivirán ajustes de plantilla porque el banco considera que "no son lo suficientemente rentables".

Un ERE por negociar

Cuando se haga la comunicación del ERE durante el principio del año, los sindicatos comenzarán las negociaciones dentro de los plazos que marca la ley. Por parte del banco los representantes de recursos humanos y también personas del área jurídica de recursos humanos. En momentos anteriores también se incorpora un gabinete jurídico laboralista para asistencia al propio banco.

Las prejubilaciones y el ERE no tienen tanta diferencia, porque los sindicatos consideran que el ERE será solo con salidas voluntarias al igual que las prejubilaciones. Las condiciones serán diferentes a las de anteriores ERE porque los anteriores afectaron sobre todo a personas de franja de edad próxima a los 50.

Los sindicatos aún no han tenido tiempo de comunicar a sus trabajadores, pero les quieren transmitir "la tranquilidad, y que si hay un ERE sea voluntario y con buenas condiciones para que salgan sin salidas forzosas", ha dicho Ricard Ruiz, de CCOO en Caixabank.

Últimas noticias