Bancos centrales

El BCE pone en apuros a Sánchez: reduce las compras de deuda pese a la guerra de Ucrania

BCE gas Rusia
Christine Lagarde, presidenta del BCE.

El Banco Central Europeo (BCE) acelera la retirada de compras de deuda para los próximos trimestres a pesar de la invasión rusa de Ucrania, que ha calificado como “punto de inflexión” y que ha provocado que la escalada de inflación que ya se vivía en la región se incremente. La decisión pone en apuros al Gobierno de Pedro Sánchez, ya que España tiene una elevada dependencia a las adquisiciones de activos que lleva a cabo la institución presidida por Christine Lagarde.

En base a su evaluación actualizada, «y teniendo en cuenta el entorno incierto», el Consejo de Gobierno ha revisado la cronología de su programa de compras para los próximos meses. Hasta ahora, el BCE tenía previsto realizar compras netas de 40.000 millones por mes en el segundo trimestre de 2022, que bajarían a 30.000 millones en el tercer trimestre y se situarían en 20.000 millones desde octubre durante tanto tiempo como fuera necesario.

Sin embargo, las perspectivas macroeconómicas han hecho que el BCE cambie su hoja de ruta. Según ha comunicado este jueves, en abril se realizarán compras netas por valor de 40.000 millones, que bajarán a 30.000 millones en mayo y 20.000 millones en junio. Tras esa fecha, el organismo ha abierto la puerta a finalizar el programa de compra de activos públicos (APP, por sus siglas en inglés) en el tercer trimestre, siempre que los datos apoyen las previsiones a medio plazo de inflación.

«Si los datos respaldan las expectativas de que las perspectivas de inflación a mediano plazo no se debilitarán, incluso después del final de nuestras compras netas de activos, el Consejo de Gobierno concluirá las compras netas bajo el APP en el tercer trimestre”, explica el BCE en un comunicado previo a la rueda de prensa de Lagarde.

No obstante, si las perspectivas a medio plazo de inflación on «inconsistentes» con el progreso hacia el objetivo del 2% de inflación, la autoridad monetaria revisará la hoja de ruta tanto en términos de duración como de cantidad. En todo caso, ha mantenido sin cambios su compromiso de reinvertir los vencimientos de los activos comprados al amparo del APP «por un periodo de tiempo extendido» después de que comience a subir los tipos de interés.

De nuevo, la institución ha reiterado el mensaje de que tomará las medidas necesarias para cumplir su mandato de buscar la estabilidad de precios y salvaguardar la estabilidad financiera.

Sí que se han cumplido las previsiones en lo que a compras netas del programa de compras de emergencia frente a la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés se refiere). Así, tal y como ya habían anunciado en reuniones anteriores, en el marco de este programa, el BCE compra deuda un menor ritmo que en el trimestre anterior. El programa finalizará en marzo y los vencimientos de los activos comprados se reinvertirán hasta finales de 2024.

Con respecto a la liquidez bancaria, la entidad ha indicado que vigilará las condiciones de financiación de la banca para asegurar que el vencimiento de las subastas TLTRO-III no afectan a la transmisión de su política monetaria. Además, como consecuencia del «entorno elevadamente incierto» que ha causado la invasión rusa de Ucrania, y sus posibles efectos en los mercados financieros, el supervisor ha decidido extender su programa de ‘repos’ (operaciones de recompra) para bancos centrales hasta el 15 de enero de 2023.

Lo último en Economía

Últimas noticias