BANCA

BBVA y Sabadell anuncian la ruptura de las negociaciones sobre su fusión

  • C. Rivero

Finalmente no habrá fusión entre el BBVA y Sabadell. Ambas entidades bancarias han comunicado en sendos hechos relevantes remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que han decidido concluir sus conversaciones sobre su posible unión después de que no alcanzaran un acuerdo sobre la ecuación de canje.

Como ha venido informando OKDIARIO, la oposición de parte del consejo de BBVA, la presión de su consejero delegado, el turco Onur Genç, para usar los ingresos de la venta de EEUU en aumentar su presencia en Garanti en vez de fusionarse y la incertidumbre sobre el futuro judicial de Carlos Torres por el caso Villarejo dificultaban la operación. A eso se ha sumado que Sabadell ha rechazado la ecuación de canje planteada por BBVA porque exigía más poder, algo que también se había traducido en la petición de una copresidencia para Josep Oliu.

El plan de fusión se ha roto sólo 11 días después de que el BBVA y el Banco Sabadell confirmaran oficialmente al organismo supervisor que mantenían contactos para una posible integración, que habría generado un grupo financiero con más de 950.000 millones de euros en activos y un tamaño en España muy similar -aunque inferior- al que tiene la unión de CaixaBank y Bankia.

Según la información remitida a la CNMV, el consejo de administración de Banco Sabadell ha explicado que «ha decidido dar por finalizadas las conversaciones al no haber alcanzado las partes un acuerdo sobre la eventual ecuación de canje de las acciones de ambas entidades».

Por su parte, BBVA ha comunicado al supervisor que «las conversaciones en relación con una potencial operación de fusión con el Banco de Sabadell han concluido sin que se haya llegado a un acuerdo».

Las tiranteces insalvables que se han producido durante la negociación

El CEO de BBVA, Onur Genç, no estaba convencido de la operación y ha encabezado una campaña de presiones internas para que los esfuerzos inversores del banco se destinen a Turquía, a adquirir al completo Garanti, la entidad financiera que ya controla con casi un 50% de las acciones. Fuentes financieras conocedoras de las negociaciones señalaban a este periódico que el destino de fondos al país de origen de Genç ponían en peligro la fusión y acabar por convencer a la cúpula de Sabadell de que la operación no es conveniente, algo que finalmente se ha producido esta misma mañana.

Genç es un hombre de confianza del presidente de Turquía, Recep Tayyip  Erdogan, una relación que fue clave para que el CEO de BBVA lograra su actual posición en el banco. Aunque la ecuación de canje ha sido el argumento esgrimido a la CNMV, los planes de Genç tampoco encajaban en Banco Sabadell ni las instituciones europeas, que prefieren un refuerzo de los bancos comunitarios para frenar exposiciones de riesgo en el sistema financiero.

OKDIARIO ha informado en exclusiva cuando se abrieron las conversaciones para la fusión como las dificultades que han ido surgiendo en el camino entre los equipos directivos de BBVA y Sabadell. Si oficialmente, las entidades anunciaban que se abrían conversaciones durante este mes de noviembre, OKDIARIO adelantó los contactos entre Torres y Oliú ya a comienzos de septiembre. De hecho, durante este mes este periódico ha relatado puntualmente la oposición a la fusión de algunos fondos presentes en el capital del banco vasco e incluso de parte de su alta dirección. El mercado prefería utilizar el capital logrado con la  venta de Estados Unidos en hacer una gran recompra de acciones. «Salir de Texas para meterse en Alicante no tiene mucho sentido», comentaba en su día un gestor de fondos con posiciones en BBVA.

El presidente de BBVACarlos Torres, anunció hace escasas semanas la venta de su filial en Estados Unidos por casi 10.000 millones (casi la mitad de la capitalización de todo el banco en bolsa), un dinero que le permitía explorar operaciones corporativas en países desarrollados y mejorar la remuneración del accionista: además de la fusión que ahora se trunca, volvería que volvería el dividendo en efectivo en cuanto se lo permitiera el BCE y que realizará una «recompra relevante de acciones».

Se pone punto y final al intento de formar el segundo banco del país después de la unión de CaixaBank-Bankia

Con el anuncio de la ruptura de las negociaciones, se pone punto final al intento de conformar el segundo banco del país, que hubieran contado conjuntamente con unos activos de 596.481 millones de euros (403.527 millones de BBVA y 192.954 millones de Banco Sabadell), convirtiéndose en la tercera entidad del país tras Santander y la fusión de CaixaBank y Bankia (con las últimas cifras actualizadas, ambas entidades cuentan con 625.115 millones en activos en España).

BBVA tiene 2.521 oficinas en España y Sabadell, 1.704. En cuanto al número de empleados, la entidad que preside Torres cuenta con 29.475 trabajadores, según los últimos datos facilitados por el banco azul, y la entidad que preside Josep Oliu, 16.391.

BBVA tiene 2.521 oficinas en España y 29.475 empleados. Sabadell, 1.704 oficinas y 16.391 trabajadores

Con datos del tercer trimestre de 2020, la entidad resultante de la fusión entre BBVA y Banco Sabadell habría generado un grupo con activos globales de 963.108 millones de euros (727.014 millones de BBVA y 236.094 de Sabadell), con un total de 9.769 oficinas en el mundo (7.565 de BBVA y 2.204 de Sabadell) y 148.028 empleados, aunque bien es cierto que tras una operación de este calibre siempre se busca acabar con las sinergias mediante ajustes de plantilla y cierre de oficinas, sobre todo en aquellos mercados locales en los que hay más duplicidades.

 

Lo último en Economía

Últimas noticias