Economía

Sabadell completará su plan de ajuste de sucursales cerrando 250 oficinas en la primera mitad de 2017

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliú. (Foto: EFE)
0 Comentar

Banco Sabadell tiene la intención de completar su plan de ajuste cerrando 125 oficinas en el primer trimestre de este año y otras 125 en el segundo trimestre; con lo que el ajuste quedaría completado al cierre del primer semestre de 2017. Así, la entidad que preside Josep Oliu reducirá hasta un 12% las sucursales de su red, lo que podría suponer la salida de entre 700 y 800 empleados.

“No habrá ni ERE’s ni despidos. Reubicaciones la mayoría y absorciones. Es decir, que si alguien se va de la compañía, no se le cubrirá. No está previsto sacar el talonario en absoluto para reducir plantilla”, aclaran fuentes de la entidad. Desde el mercado entienden que “todo ajuste, cuanto antes, mejor”, y explican que “los costes que acarrea una medida de este tipo repercuten directamente en los resultados, ya que no son recurrentes”, pero “el ahorro de costes que supondrán los cierres de oficinas se irán viendo con el tiempo”. Por eso, precisamente, desde Sabadell prefieren cerrar el proceso “cuanto antes”, para que los ahorros se puedan llegar a notar este mismo ejercicio.

2017 será un año complicado para Sabadell. Al efecto negativo que suponen los bajos tipos de interés para los bancos, a la entidad catalana hay que añadirle los costes derivados de la integración de su filial británica, TSB, y las repercusiones que el ‘Brexit’ pueda provocar sobre Banco Sabadell. De ahí la ‘urgencia’ para ‘sanearse’ lo antes posible.

Aunque las fuentes oficiales del banco dicen “no tener constancia” de la existencia de un timing para cerrar el proceso de ajustes, sí reconocen que “cuanto antes se hagan este tipo de cosas, mejor”.

Participará en el baile de fusiones

La intención de Banco Sabadell, como ya adelantó OKDIARIO, pasa por no ser una entidad absorbida, sino participar en la consolidación del sector como comprador. “Somos compradores”, afirman fuentes internas de la entidad. Fuentes, que entienden que lo que interesa no es que haya una consolidación entre los grandes bancos, sino que sean los que tienen músculo, los que eliminen a los pequeños.

Unicaja, Ibercaja, Kutxabank, Abanca, BMN, Liberbank y Cajamar son los considerados por el mercado como ‘los siete enanitos’, y todos esperan que sean las entidades absorbidas por los más grandes. Desde Banco Sabadell ya se incluyen entre los bancos más sanos del sector: “Tenemos un 80% del camino hecho”. Por ello, no pasa por la cabeza de los gestores de la entidad catalana entrar en el baile de fusiones como absorbida. Aunque saben que “nadie puede descartar que venga un gigante y te haga una OPA, pero no es lo previsto”.

Nuria Álvarez, directora de análisis de Renta 4, explica que el banco que preside Josep Oliú “es una de las entidades con los ratios de capital lo suficientemente amplios como para poder asumir un consumo de capital para hacer alguna adquisición. Igual que CaixaBank, Santander o Bankia”. Aunque recuerda que “el año pasado ya adquirió TSB, y ya ha dejado claro que su estrategia en términos de crecimiento irá por la parte de la internacionalización, y no por el lado de extender aún más su presencia en territorio nacional”.

“Pero todo esto no quita para que no pueda comprar pequeños negocios que les venga bien porque tengan presencia en una determinada comunidad autónoma en la que no tengan mucha presencia”, matiza Álvarez.

Últimas noticias