Quiere más registros además del 4-3-3

Zidane planea un nuevo dibujo

Zidane

Zidane buscará introducir nuevos sistemas en el Real Madrid. Uno de los más importantes sería el 4-4-2, en el que Pogba sería un hombre fundamental en el centro del campo.

Zinedine Zidane planea introducir nuevos sistemas en el Real Madrid. El técnico madridista es consciente de que el registro que mejor le va al equipo es el 4-3-3, como ya experimentó en su primera etapa en el banquillo. Sin embargo, ahora buscará darle un nuevo enfoque, pues quiere ampliar los recursos con los que cuente el equipo, dadas las oportunidades que tiene en su plantilla y a la espera de saber si finalmente puede contar con Paul Pogba en su plantilla.

El entrenador ha dejado claro al club que Pogba es una prioridad para su proyecto. Una vez realizada la incorporación de Eden Hazard, el principal objetivo de los blancos y del propio Zidane es el jugador del Manchester United. El técnico madridista considera que es un pilar fundamental para la próxima temporada y, para introducir nuevos sistemas, necesita de su presencia en Valdebebas.

Para ello el conjunto madridista deberá llegar a un acuerdo con el Manchester United, que por el momento no está dispuesto a rebajar su precio. Sin embargo, los red devils son conscientes de la voluntad del jugador de abandonar Old Trafford y ya le buscan un sustituto. Sería entonces cuando avanzaría la llegada de Pogba.

Zidane buscará darle una vuelta a su equipo introduciendo un 4-4-2 y también en 4-2-3-1. En él, la estrella del conjunto inglés sería una de las piezas claves en el eje de la medular. Junto con un -a priori- intocable Kroos, Pogba formaría parte de un pivote en el que el despliegue físico de ambos sería fundamental. Se trataría de un centro del campo formado por puro músculo en al que acompañarían virtuosos del balón como Modric, Isco o Asensio.

La clave residirá en el acompañante de Benzema en la delantera pudiendo entrar en ese abanico de posibilidades Hazard, Jovic, Bale e incluso Vinicius. Lo que parece evidente es que Zidane podrá manejar diversas alternativas para cambiar un 4-3-3 que convirtió al equipo en muy previsible.

Aunque el dibujo principal del técnico seguiría siendo el 4-3-3, en el que entrarían dos extremos y un delantero, el técnico quiere probar nuevos registros que le permitan adaptarse de manera distinta a cada partido. Su siguiente recurso pasaría a ser un mediocampo formado por cuatro hombres, en el que Pogba tomaría un importante papel.

Lo último en Deportes