El vestuario deja de creer en Simeone

El vestuario del Atlético de Madrid deja de confiar en los métodos y decisiones de Simeone. La preferencia por Costa en lugar de otros jugadores con mayor rendimiento e implicación y la apuesta por un estilo en el que no luce la calidad de la plantilla ha provocado la ruptura del grupo con el técnico

El vestuario deja de creer en Simeone

Se avecinan días complicados en el Atlético de Madrid. La derrota sufrida en Lisboa contra el RB Leipzig ha supuesto un varapalo inesperado debido a la ilusión instaurada en el club ante la posibilidad de alcanzar la Champions ganando sólo tres partidos, partiendo además desde el lado ‘asequible’ del cuadro. Una eliminación que deja tocado a Diego Pablo Simeone, uno de los principales señalados pese a que la directiva se niegue a verlo así.

La pobre imagen mostrada sobre el césped del José Alvalade, según ha podido saber OKDIARIO, tiene un trasfondo que puede tener consecuencias en el futuro. Y es que, son varios los jugadores, entre los que se encuentran pesos pesados de la plantilla, que han dejado de creer en los métodos de Simeone.

Fuentes del vestuario aseguran a este medio que antes de viajar a Lisboa se vivieron momentos de tensión en los entrenamientos entre diferentes jugadores. Uno de los motivos era ver como Simeone está obsesionado con darle un papel protagonista a Diego Costa. Desde el seno de la plantilla piensan que no se implica lo que debe y que se le sigue apoyando y poniéndole por delante de otros futbolistas más comprometidos y con un rendimiento superior al del hispano-brasileño.

El ‘cholismo’ empieza a perder fuelle entre la afición y la propia plantilla rojiblanca. Las diversas decisiones del técnico, dando prioridad a jugadores cuyo esfuerzo está en entredicho o dejando de lado la calidad para apostar por un pragmatismo que ha dejado de funcionar, han terminado por romper la unidad del grupo. Algo que parecía inquebrantable.

El núcleo duro del vestuario ansía una evolución en el fútbol del equipo acorde a los recursos de los que dispone la plantilla. Pero Simeone no parece dispuesto a cambiar su estilo. De hecho, uno de los principales focos de las críticas tras el choque de cuartos reside en la suplencia de Joao Félix, que cambió el partido con su entrada y al que Koke alabó al término del encuentro.

También apuntó que no fueron capaces de igualar en intensidad al equipo dirigido por Nagelsmann. En la misma línea estuvo Saúl, que fue el más crítico al apuntar directamente a que no supieron entender lo que les exigía el partido, reconociendo que se vieron superados por los alemanes durante gran parte del encuentro.

Lo último en Deportes

Últimas noticias