Guerra con la directiva, fracasos en Champions, fin de ciclo, adiós de Suárez...

Los verdaderos motivos que llevan a Messi a querer irse del Barcelona

El Barcelona ha ido sumando motivos hasta empujar a Lionel Messi a tomar la decisión de abandonar el club. Causas deportivas, políticas y de planificación deportiva y económica llevan al astro argentino a la puerta de salida del Camp Nou

Messi comunica al Barcelona por burofax que quiere marcharse

Los cinco equipos que podrían fichar a Messi

Messi

Lionel Messi ha llegado a un punto aparente de no retorno en su relación con el Barcelona. El club ha llevado al astro argentino a tomar una decisión que hace unos meses parecía utópica, pero que ha acabado por convertirse en realidad debido a una lista de motivos que arrastran al ’10’ hasta su situación actual, que no es otra que la de querer abandonar de forma inminente el Barça. 

Messi no entiende a la directiva, con la que rompió relaciones hace tiempo, como tampoco el rumbo de proyecto del club, después de unas eliminaciones en Champions que, además de jugar con el ridículo, se producen sin una solución aparente a los problemas del club. Todo ello forma un cóctel al que las últimas decisiones de una aparente reconstrucción –limpia de la plantilla incluyendo a pesos pesados y amigos de Leo– llevan a Messi, en su caso por iniciativa propia, a comunicar su deseo de decir adiós al club en el que ha desarrollado la totalidad de su carrera futbolística profesional.

Sin rumbo deportivo

El Barcelona vive una clara crisis institucional, que sin embargo no eclipsa un momento más que negativo en lo deportivo. No sólo los resultados, con un año en blanco que saca a relucir carencias, expone estos problemas, sino que el rumbo del club se desconoce, también por parte del propio Messi, desconocedor de si hay planes de futuro y se confía en la cantera, se va con todo al corto plazo o cuál es el plan de la directiva para los últimos años en la élite del ’10’.

Fracasos en Champions

Messi se ha sentido frustrado, ridículo e impotente con lo sucedido en el Barcelona en las últimas ediciones de la Champions. Siempre candidatos a todo, los fracasos de 2017, 2018 y 2019 han hecho ver a Leo que el Barça está lejos de competir por todo y que si lo ha hecho, es por su mera presencia en el club. El ’10’ es el único argumento para pensar en un Barça campeón de Europa y una vez neutralizada su magia, el equipo no tiene otro argumento para vencer a los mejores.

La marcha de Luis Suárez

El Barcelona necesitaba una reconstrucción y queda claro que algunas de sus piezas no dan el nivel. La salida de veteranos como Rakitic, Vidal o Suárez podía parecer hasta lógica, pero no tanto en un clima de tensión de tal calibre con Messi, la piedra angular del proyecto. Leo y Luis Suárez guardan desde hace años una magnífica relación y la intención de Koeman, a instancias de la directiva, de purgar al charrúa ha podido ser la gota que colmó el vaso del hartazgo de Messi.

Relaciones rotas con la directiva

El barcelonismo pide a gritos un cambio total en la directiva, y Josep María Bartomeu apunta, si Messi cumple con su amenaza, a consolidarse como uno de los peores presidentes de la historia del Barça. El mandatario no ha sabido colmar las expectativas de Messi hasta el punto de provocar un comunicado oficial en el que el ’10’, canterano, estandarte e historia del club, pide oficialmente su salida por medio de una cláusula de contrato, concedida por la Junta, en la que puede romper unilateralmente su vínculo de 50 millones anuales.

Desavenencias políticas

La ascendencia del Fútbol Club Barcelona como institución deportiva se ha extrapolado de manera exagerada en la política, con un vínculo público con el independentismo que rechaza Leo Messi. Argentino de nacimiento y ajeno a las preferencias, el astro argentino se ha quejado en más de una ocasión internamente de la campaña política con la que se ha volcado el Barça, hasta el punto de amenazar con una marcha que ahora está más cerca que nunca por un cúmulo de motivos en el que la política, aunque presente, parece lo menos relevante.

Lo último en Deportes

Últimas noticias