España se despide del Mundial tras caer por la mínima (1-2) ante Estados Unidos

El VAR acaba con el sueño español

La selección española se despidió de su participación en el Mundial de Francia tras caer en octavos de final ante Estados Unidos, vigente campeona. El combinado dirigido por Jorge Vilda cuajó una grandísima actuación, pero acabó sucumbiendo a dos penaltis, el segundo de ellos polémico.

Mundial Femenino
L

No pudo ser. España despertó de su sueño mundial de una de las formas más crueles, después de un partido sobresaliente ante la vigente campeona del mundo. Estados Unidos acabó con el combinado nacional en octavos de final del Mundial al vencer por la mínima (1-2) a las pupilas de Jorge Vilda, penalizada por dos penaltis, el segundo polémico, que Rapinoe convirtió con maestría para conducir a las norteamericanas hacia la reválida del Mundial. España se despide con honores de campeona y varios récords bajo el brazo, demostrando que el fútbol femenino ha despegado de forma definitiva en nuestro país.

El encuentro tenía todos los ingredientes para resultar un espectáculo de gran magnitud en cuanto a tensión, emoción y fútbol. Las jugadoras de la selección española no tenían nada que perder ante las vigentes campeonas, de una experiencia y calidad superiores, pero la ilusión de España en su primera presencia en los octavos de final de un Mundial jugarían a favor del intento de seguir haciendo historia en el más difícil todavía.

Las apuestas daban como muy favorita a Estados Unidos y las norteamericanas comenzaron cumpliendo los pronósticos merced a un tanto de la capitana Rapinoe, tras penalti cometido por Mapi León. Un penalti claro, no como el que en la segunda parte iba a acabar con el sueño español de meterse en cuartos. Las guerreras del combinado nacional no dejaron de creer y tres minutos de verse por detrás en el luminoso, llegó el premio.

Un error grosero en la salida de balón de Estados Unidos fue aprovechado a las mil maravillas por la jefa del ataque español, Jenni Hermoso, que anotaba su tercer tanto en el Mundial con un remate ajustado, de una calidad infinita, que reavivaba el sueño de una selección que ha conseguido ensalzar el fútbol femenino hasta límites insospechados.

Estados Unidos impuso su superioridad con una reacción que tuvo de todo, menos el gol. La portería defendida por Sandra Paños aguantó con un sólo gol en contra hasta el descanso a pesar de que Rapinoe, Morgan y compañía apretaban con gestos repletos de calidad convertidos en ocasiones que rondaron el gol. En España, la jovencísima Lucía García sobresalía en un escenario de enorme magnitud, demostrando que su prometedor futuro va acompañado de un gran presente.

La segunda mitad esperaba un nuevo arreón de Estados Unidos, pero la selección española volvió a exhibir un posicionamiento digno de mención para aguantar en defensa y a la contra, meter el miedo en el cuerpo a la que está considerada como la mejor selección femenina del mundo. Patri Guijarro, otra de las jóvenes perlas españolas, tuvo en sus botas el 2-1 que habría provocado el éxtasis en la afición española, pero su disparo se marchó fuera por muy poco.

El VAR condena a España

La prórroga estaba cerca y las esperanzas de victoria de España crecían con el paso de los minutos, pero un nuevo penalti iba a poner en jaque la supervivencia del combinado nacional en el campeonato. Virginia Torrecilla trababa a Lavelle dentro del área y la trencilla señalaba el punto de penalti, por segunda vez en el encuentro y de nuevo para alegría del combinado yanqui. El VAR apareció en escena para poner en duda la decisión, pero tras la revisión Katalin Kulcsár continuaba en sus trece, manteniendo la decisión inicial del lanzamiento desde los once metros.

Rapinoe volvía a enfrentarse a Sandra Paños, que en esta ocasión sí adivinó la trayectoria del esférico, pero nada pudo hacer para evitar que el 1-2 subiera al marcador. A escasos 14 minutos del término del tiempo reglamentario, España encajaba un golpe casi definitivo para sus aspiraciones de seguir soñando.

Quedaba la épica como última baza para revertir la situación, pero el desgaste de la selección española en su búsqueda de continuar con vida durante 76 minutos había ejercido de elemento desequilibrante en el momento en el que la remontada se convirtió en obligación. Los centros de Hermoso y las internadas de Lucía García y Falcón resultaron insuficientes para que Estados Unidos viera en peligro la clasificación a cuartos de final, confirmada tras un descuento de siete minutos que confirmó el fin del sueño español.

Lo último en Deportes

Últimas noticias