Dos paradones del alemán salvaron al Barcelona

Ter Stegen hizo de ‘Messi’ para evitar la derrota del Barça

Ter Stegen hizo de ‘Messi’ para evitar la derrota del Barça
La gran parad de Ter Stegen (EFE)

Ter Stegen salva al Barcelona en Bilbao (0-0). El portero alemán hizo dos grandes paradas que evitaron la derrota culé en San Mamés. El portero azulgrana volvió a ser el mejor de su equipo

A Ter Stegen el estadio de San Mamés le acompañará siempre en su carrera. Si allí se llevó cuatro goles en la famosa Supercopa de España 2015 en la que el Athletic Club ganó el título, las últimas apariciones del meta alemán en el campo vasco han borrado aquella imagen. Este domingo, en el partido de Liga Santander, volvió a ser así.

Y es que Ter Stegen se puso la camiseta de Leo Messi y fue el mejor jugador del Barcelona en Bilbao. Dos paradas estratosféricas salvaron a los culés en San Mamés, que aún con la buena actuación de su portero cedieron dos puntos y ven como se acerca el Real Madrid a seis puntos.

Ter Stegen fue, sin duda, la figura más destacada del empate (0-0) entre Athletic y Barcelona. El alemán hizo dos paradas de esas que dan puntos, que valen Ligas y que te hacen ser decisivo. Lo bueno para los culés es que el día en el que Messi estuvo a medio gas, su portero estaba ahí.

La primera parada, en el inicio del encuentro, fue increíble. A un disparo con rosca de Susaeta Ter Stegen sacó una mano de donde apenas se podía para mandar el balón a córner. Fue una de esas paradas que solo hacen los grandes porteros, tuvo una mezcla de calidad y reflejos. También de estudiar muy bien el disparo, porque según iba el balón más difícil parecía que no fuera gol.

Ya en la segunda mitad, la mejor parada. Con el Athletic algo crecido, tras un partido igualado y sin muchas ocasiones, el conjunto vasco se intentó ir arriba y sacó una jugada que acabó con un disparo franco de Iñaki Williams, que solo remató de la mejor manera. El delantero vasco hizo lo que tenía que hacer, pero su problema es que Ter Stegen estuvo infalible. El alemán sacó una mano con la rodilla al suelo y lo hizo con una simpleza que pareció fácil.

El 0-0 final bien se debió a Ter Stegen, que en el día en el que Leo Messi no estuvo fino salvó al Barça del batacazo en San Mamés. Aún así cedió dos puntos y la Liga se aprieta.

Últimas noticias