Final Liga Endesa: Real Madrid 87-67 Barcelona

El Real Madrid aplasta al Barça y golpea primero en la final de la Liga Endesa

real madrid barcelona
El Real Madrid golpea primero en la final de la Liga Endesa.

El Real Madrid aplastó al Barcelona en el primer partido de la final de la Liga Endesa

La fiesta del baloncesto ha regresado al Palacio de los Deportes y como siempre que el aficionado local baila, la música la pone el Real Madrid. El conjunto blanco, vigente campeón de la Liga Endesa, se impuso al Barcelona (87-67) en el primer Clásico de la finalísima entre dos eternos rivales que no mostraron la misma cara en el Wizink Center. Mientras el Madrid divertía y disfrutaba, el Barça no tenía más remedio que conformarse con una derrota menos abultada de lo que dijeron las sensaciones.

Cinco derrotas en los últimos seis precedentes entre ambos equipos no dejaban margen a la duda a Pablo Laso. Su Madrid debía salir a morder si no quería poner cuesta arriba la única posibilidad de sumar un título de categoría en la presente temporada. El 9-0 madridista de salida probaba que, un día más, los jugadores no iban a fallar a su entrenador.

Con un Barcelona a contrapié desde la primera, la tarea iba a ser algo menos ardua para un Real Madrid que iba a encontrar en la sucesión de acierto de sus bases al argumento desde el que maniatar a su histórico contrincante. 16 de los 22 puntos merengues del primer cuarto llevaban la firma de Campazzo y Llull, inspirador el primero y desatado el segundo con casi una decena en apenas tres minutos.

El resultado, 22-17, era a pesar del triunfo parcial el único lunar negativo en los de Laso. El rebote en ataque y la actividad de hombres como Claver y Oriola mantenía con vida a los culés, pero un nuevo arreón liderado por Rudy y Llull ampliaba una ventaja que Campazzo se encargaría de catapultar con un triple de otro planeta que elevaba al Real Madrid quince arriba al descanso.

Se esperaba la reacción culé y aunque personificada casi en exclusiva por Singleton, apareció. Otro buen momento del Madrid no puedo derivar en mayor ventaja por el constante nivel culé, que encontraba en el caos una pequeña respuesta a su apuesta y en medio de las protestas por una, una vez más, dudosa actuación arbitral, se hacía con el considerable botín de llegar vivo al último cuarto.

Taylor aparece para cerrar

Un nuevo arrebato de baloncesto perfecto provocaba en el Madrid el resurgir de la confianza de quien se siente capaz de todo. Los actores secundarios Taylor y Causeur habían aparecido para darle al partido un estacazo de veinte puntos que, sin embargo, no iba a ser definitivo.

Una siesta pequeña pero intensa iba a volver a acercar al Barça en el marcador pero, con los dos equipos inmersos en un letargo anotador, la figura de Taylor iba a volver a surgir para esta vez si, propinar el puñetazo definitivo al Clásico y adelantar al Real Madrid en la final de la Liga Endesa.

Lo último en Deportes