Segundo gol que anota el madrileño y segundo gol que le anula el videoarbitraje

A Morata no le sienta bien ir al VAR

Álvaro Morata está reñido con el VAR. El nuevo delantero del Atlético de Madrid ha celebrado dos goles con la camiseta rojiblanca pero ninguno de los dos subió al marcador tras la revisión del VAR. Ambos los hizo a sus dos ex equipos, en el derbi ante el Real Madrid fue anulado por fuera de juego, y ante la Juventus en Champions, por falta. El madrileño sigue sin sumar tantos a su casillero particular

A Morata no le sienta bien ir al VAR
Morata-observa-al-árbitro-después-de-que-este-anulara-su-gol-ante-la-Juventus-tras-consultar-con-el-VAR-(Getty)

Álvaro Morata está reñido con el VAR. El nuevo delantero del Atlético de Madrid quiere estrenarse como goleador con la camiseta rojiblanca pero, de momento, la nueva tecnología de videoarbitraje se lo está impidiendo. El madrileño ha anotado dos goles y los dos los ha celebrado de manera efusiva- ambos ante sus ex equipos-, sin embargo, ninguno subió al marcador tras la revisión del VAR. Morata sigue reñido con el gol… y con el VAR.

El pasado 28 de enero, Morata se convertía oficialmente en jugador del Atlético de Madrid, club al que llegaba cedido lo que resta de campaña y la próxima temporada. La llegada del madrileño fue acogida con cierto recelo por una gran parte de la afición rojiblanca por su pasado merengue, aunque desde que puso el pie en el Wanda Metropolitano, Morata se ha empeñado en recordar que el Atlético fue y siempre será su verdadera casa.

Simeone le hizo debutar en Liga con la elástica rojiblanca en el Benito Villamarín, donde le reservó un sitio en el once titular. Pero Morata no logró anotar y dejó la tarea para la siguiente semana, una cita muy especial porque era el derbi de la capital. Allí volvió a salir como titular y marcó ante su ex equipo, sin embargo, el gol no subió al marcador tras la revisión del VAR. El madrileño, que había celebrado el gol olvidando su pasado blanco, estaba en fuera de juego. Habría que esperar más para verle marcar.

Tampoco lo hizo ante el Rayo, donde volvió a ser titular. Y así llegó la cita del miércoles con el reencuentro con otro de sus ex equipos, la Juventus de Turín, club en el que hasta ahora el delantero se había sentido más importante. "No puedo no celebrar mi primer gol", decía Morata sobre un posible tanto a los italianos.

Dos goles celebrados, dos goles anulados

El madrileño entró en el terreno de juego en el minuto 57 por Diego Costa. En el 70, llegó el tanto de la polémica. Con 0-0 en el marcador, Morata anotó y lo celebró de manera efusiva, pero la alegría le duró poco. El VAR vio una posible falta en la jugada sobre Chiellini y el árbitro, tras consultar las imágenes, decidió anularlo. De modo que el delantero se convirtió también en protagonista de los habituales memes.  Aunque la noche acabó con sonrisa para los rojiblancos, tras los posteriores goles de Giménez y Godín (2-0).

De modo, que el inicio de etapa rojiblanca de Morata se resume en 280 minutos sobre el campo, tres partidos como titular y uno como suplente, dos goles celebrados pero ninguno válido. El primer gol del rojiblanco Morata se está haciendo esperar.

Lo último en Deportes

Últimas noticias