Se reivindicó contra Inglaterra

Mejor llama a Saúl

Mejor llama a Saúl

Saúl Ñíguez, que no tuvo minutos en el Mundial, fue el mejor contra Inglaterra e hizo un gol

Comenzaba una nueva etapa de la Selección con Luis Enrique al mando. España echaba a rodar contra Inglaterra, en un escenario mítico como Wembley. En el once con el que se estrenaba el combinado nacional llamaba la atención un nombre, o no: Saúl Ñíguez.

El ilicitano volvió tener minutos con la selección española después de haber pasado por Rusia sin disputar ni un solo segundo. Fernando Hierro no confió en él y se fue del país siendo el único centrocampista de España que no tuvo oportunidades. Casi como Jimmy McGill en Better Call Saul, aunque salvando las diferencias de los métodos.

Sin rechistar, sin una mala palabra, Saúl trabajaba para ganarse la confianza del ex entrenador del Oviedo. Pero nunca llegó. Incomprensiblemente, el pequeño de los Ñíguez no disputó ni un partido en Rusia, descartando Hierro a un futbolista diferente, un box to box, un todoterreno capaz de atacar, defender, asistir, sacrificarse y, sobre todo, de hacer golazos.

“No es el momento de hablar del pasado. Le di muchas vueltas en el verano, pero ya no hay que hablar porque no importa nada. Viví una experiencia inolvidable”, comentó Saúl en rueda de prensa. “Aporté lo que tenía que aportar. No me lo tomé de mala manera”, reconoce el futbolista ilicitano.

Ya contra Inglaterra, Saúl evolucionó al personaje de Saul Goodman de la mencionada serie. Se arremangó y se dedicó a hacer de todo, como dicho personaje -aunque dentro de la legalidad-, y hasta dejó su firma en la victoria por 1-2 de España sobre los pross. Hizo el tanto del empate después de una buena jugada colectiva en la que participaron Carvajal y Rodrigo. El del Atlético apareció por ahí y sólo necesitó un toque para reventar Wembley.

Un pilar para Luis Enrique

Aquel que no tuvo ni un minuto en Rusia se reivindicó con la zamarra de España después del fracaso en el Mundial. Pero no solo con su primer gol como internacional absoluto, sino que Saúl hizo un despliegue físico con el que encandiló al espectador. Subió, bajó, combinó, creó juego, originó jugadas y hasta ocupó el puesto de Sergio Ramos cuando el de Camas se sumaba al ataque.

Unas aptitudes tácticas que no han pasado por alto Luis Enrique y su staff técnico. Es por ello que el técnico asturiano tiene mucha confianza depositada en Saúl para este proyecto que acaba de arrancar con la Liga de las Naciones y que alcanzará su momento álgido en la Eurocopa de 2020. El centrocampista del Atlético se ha posicionado para ser el complemento perfecto de Sergio Busquets en el trivote que Lucho tiene pensado emplear durante su estancia en el banquillo de España.

Por eso, después del batacazo en el Mundial, no había una fórmula mejor para que España volviese a dejar buenas sensaciones que llamando a Saúl. 

Últimas noticias