CHAMPIONS LEAGUE: ATLÉTICO VS BARCELONA

El desaparecido Messi, primer culpable de la crisis del Barça: cuatro partidos sin marcar ni asistir

messi-real-sociedad-barcelona
Messi, con gesto abatido en Anoeta. (EFE)

Sin Messi no hay fiesta. No hay fiesta, no hay fútbol, no hay goles y sí hay derrotas y una imagen más que preocupante de un Barcelona que se empieza a tambalear de forma peligrosa.

La ventaja con el Atlético y Real Madrid se ha reducido a los tres y cuatro puntos respectivamente en tres partidos en los que los de Luis Enrique han cosechado un punto de nueve posibles. Empataron en El Madrigal ante el Villarreal gracias al árbitro cuando merecieron perder, perdieron frente al Madrid en el Clásico por la mínima cuando se debieron llevar un correctivo mayor y fueron derrotados en Anoeta ante una Real Sociedad que desconectó al conjunto culé.

Esta película la hemos visto en repetidas ocasiones en la historia del fútbol. Desplomes de equipos que tienen todo al alcance de su mano, pero la cabeza y el físico les deja de funcionar. El eterno rival, el Real Madrid, vivió algo parecido en 2004 cuando el Zaragoza le arrebató la Copa del Rey, el Mónaco le apeó de la Champions League en cuartos de final y el Valencia le terminó ganando una Liga que tenían en el bolsillo. Demasiadas similitudes. Pero si alguien está evidenciando este mal momento es Leo Messi, el gran culpable de la crisis azulgrana en el tramo más importante de la temporada.

El actual Balón de Oro está irreconocible. Cero goles y cero asistencias en los últimos cuatro partidos del Barça. Y lo que es peor todavía, cero influencia en el juego. Ante la Real Sociedad Messi tuvo tres ocasiones para empatar, pero siempre falló. Y sin Messi, el Barcelona es menos Barcelona.

Los males del conjunto azulgrana están empezando por el bajo rendimiento de su máxima estrella y si quieren enderezar una situación que todavía es salvable hay que recuperar al de Rosario. Con Messi puede haber triplete, sin Messi puede haber debacle.

Sólo Luis Suárez da la cara

Pero no toda la culpa puede recaer sobre el argentino. Neymar tampoco está dando el nivel mostrado meses atrás. Cuando Leo Messi estuvo ausente por lesión el brasileño, sacó todo su potencial para que no se echara tanto de menos a Leo. Pero actualmente su nivel es muy bajo. Contra la Real Sociedad se metió en diferentes guerras personales que le sacaron del partido. Por lo tanto, el único que da la cara en la MSN es Luis Suárez.

El uruguayo no se esconde. Es cierto que sus formas le pierden, pero está tirando de un Barça que en estos momento está herido. Sin su actuación ante el Atlético en la semifinales de la Champions, la vuelta que se vivirá el miércoles en el Camp Nou se antojaría muy complicada para los intereses de los catalanes.

El Barcelona lo tiene todo en su mano para ser eterno y repetir el triplete, pero si sus formas no cambian el sueño se puede desvanecer y vivir dos últimos meses de temporada muy complicados. De momento, Atlético y Real Madrid ya están ahí. 

Lo último en Deportes

Últimas noticias