Podrá llevar a sus futbolistas a Italia

La FIFA levanta la sanción a Raiola y la Juventus entra en la puja por De Ligt y Pogba

La FIFA levanta la sanción a Raiola y la Juventus entra en la puja por De Ligt y Pogba
Mino Raiola, agente de Paul Pogba. (Getty)
  • AFP

La FIFA puso fin a la suspensión del influyente agente de jugadores Mino Raiola, después de una decisión en ese sentido de las instancias disciplinarias de la Federación Italiana de Fútbol. Así, la Juventus, que está interesada en De Ligt y Paul Pogba, podría intentar fichar a alguno de estos dos futbolistas.

Este anuncio llega en un momento óptimo para el representante italo-holandés, en plenas negociaciones para resolver el futuro inmediato del central del Ajax Matthijs de Ligt, objetivo del PSG y del Barcelona.

"El 13 de junio de 2019, el tribunal de apelación federal de la Federación Italiana accedió al recurso interpuesto por los intermediarios Carmine  Raiola y Vincenzo Raiola (su primo y su socio) contra la decisión tomada el 17 de abril de 2019, y anuló las suspensiones que le fueron impuestas", señaló la FIFA.

"En consecuencia, el presidente de la comisión de disciplina de la FIFA (…) informó a los intermediarios Carmine Raiola y Vincenzo Raiola de que la extensión mundial de sus suspensiones fue anulada con efecto inmediato", añadió la FIFA.

Raiola fue suspendido tres meses en Italia por la FIGC en abril, mientras que la comisión de disciplina de la FIFA extendió dicha medida a nivel mundial. El miércoles, el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), con sede en Lausana, mantuvo esa prohibición de ejercer durante tres meses en Italia a la vez que suspendió su aplicación fuera del país hasta comienzos de julio. Raiola ganó su recurso ante la jurisdicción deportiva italiana.

Intermediario con gran poder en el mundo del fútbol, Mino Raiola gestiona entre otros los intereses del sueco Zlatan Ibrahimovic (Los Angeles Galaxy), del campeón del mundo francés Paul Pogba (Manchester United), del italiano Mario Balotelli (OM) o de Matthijs De Ligt (Ajax). Según la versión del agente, la FIGC deseaba vengarse por sus palabras sobre los recurrentes problemas de racismo que afectan al fútbol italiano.

Lo último en Deportes