¿Por qué se agrega leche al té? la razón histórica

Existe una razón que tiene que ver con la temperatura del té y la porcelana que llevó a que se comenzara a agregar un poco de leche.

Estos son los beneficios de tomar té en ayunas

Esto sucede en tu cuerpo si tomas té todos los días

¿Cuánto té verde puedo tomar al día?

Receta de Té Chai Latte casero fácil de preparar

té con leche
El motivo por el que se comenzó a agregar leche al té

Tomar una taza de té es un asunto serio. Hay puristas que pueden necesitar nada más que una taza de agua hirviendo y una bolsita de té, y hay quienes prefieren endulzar su taza con un poco de leche y azúcar. Pero ¿de dónde viene esta costumbre? ¿Por qué se agrega leche al té?. Existe una razón histórica bastante sorprendente que te contamos a continuación.

¿Por qué se agrega leche al té?

La leche es una excelente manera de regular el sabor de una taza de té al agregar un toque de dulzura y densidad a la bebida, y muchas personas prefieren tomar el té de esa manera. Pero , ¿Cuándo se empezó a mezclar té con leche?

Como informa el sitio web Mashed.com, en el pasado, el té se preparaba en grandes ollas con agua hirviendo y luego se vertía en pequeñas tazas de porcelana para consumo individual. Sin embargo, el líquido estaba tan caliente que corría el riesgo de romper la delicada porcelana , por lo que los bebedores de té idearon una solución ingeniosa. Al verter leche fría en la taza de té primero, podían bajar la temperatura para así verter el té hirviendo en la taza sin romper la porcelana, según Taste of Home. Y aunque la práctica pudo haber comenzado en Gran Bretaña, fue popularizada por una mujer de la alta sociedad francesa llamada Madame de la Sablière.

Si bien la tradición podría dictar que la leche se agregue antes del té, la etiqueta formal más moderna dice que la leche debe agregarse después de verter el té , para garantizar que se agregue la cantidad justa de leche para complementar adecuadamente la fuerza del té.

Los mejores tés para agregar leche

Hoy en día, la decisión de la mayoría de las personas de agregar leche al té es simplemente una cuestión de gusto y preferencia personal . Sin embargo, eso no significa que no haya reglas cuando se trata de beber té. Según The Spruce Eats, los puristas siguen insistiendo en que beber una taza de té tal cual, sin añadir nada más, es la única forma correcta de disfrutar los sabores delicados y complejos de la bebida . Pero incluso los conocedores de té un poco menos estrictos pueden seguir ciertas pautas sobre qué tipos de té requieren leche y azúcar y cuáles deben disfrutarse solos.

En general, los tés negros o rojos más pesados ​​y fuertes o las mezclas de té audaces como Earl Grey se combinan mejor con leche y azúcar , mientras que las variedades más ligeras como el té verde pueden beneficiarse de un poco de azúcar. Otras mezclas más delicadas o complejas, como el té blanco o el oolong, se disfrutan mejor sin otras adiciones.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias