Playas

Mejores playas de Cantabria para disfrutar del verano 2021

La Playa El Sardinero o la playa de Mataleñas se pueden calificar sin lugar a dudas, entre las mejores playas de Cantabria para verano 2021.

playas de cantabria
Imagen de la playa de Mataleñas en Santander

Si este verano decides pasar tus vacaciones en la bella Cantabria, vas a poder disfrutar de paisajes espectaculares y mucha naturaleza pero también de playas que destacan por ser de las mejores en la zona norte del país. Conozcamos a continuación, las mejores playas de Cantabria para disfrutar del verano 2021.

Mejores playas de Cantabria para disfrutar del verano 2021

Visitar Cantabria es disfrutar de una de las mejores regiones que tenemos en España ya que ofrece infinidad de actividades y lugares que visitar en verano, sin olvidarnos también de su gastronomía y de aquellos platos que no puedes dejar de probar que son típicamente cántabros.

Y en el caso de que te guste ir a la playa, estás de suerte por la zona cantábrica cuenta con playas que son realmente espectaculares. Estas que mencionamos a continuación, son las mejores.

El Sardinero

Santander es nuestro primer destino en estas vacaciones por Cantabria en busca de sus mejores playas en la que la del Sardinero destaca por ser quizás la más popular de todas.

Mirando hacia el este desde el centro, Sardinero comprende dos amplias franjas doradas de arena sedosa, cada una de aproximadamente un kilómetro de largo, dividida por un mirador perfectamente ubicado. Hay un paseo lleno de cafés y bares para pasear, detrás del cual se encuentran grandes restos arquitectónicos de principios del siglo XX, como el Eurostars Hotel Real y el Gran Casino. Junto con Somo (al otro lado de la bahía), Sardinero es el principal territorio de surf de Santander.

Playa de Mataleñas

Si buscas algo más tranquilo, nada como descubrir esta bonita cala de 200 m de largo. Una playa pequeña pero única, enmarcada profundamente entre dos imponentes cabos revestidos de verde justo al norte de El Sardinero. La arena suave y dorada da paso a aguas cristalinas y vistas de ensueño al mar, aunque también aquí se aprovechan las olas para hacer surf (sin embargo esto es algo que ocurre más en otoño e invierno).

El único «pero» que se puede mencionar sobre esta playa es que de vez en cuando las mareas altas a veces se tragan toda la franja de arena, pero las cercanas playas de Sardinero y Liencres ofrecen excelentes alternativas en caso de que tengas tanta mala suerte.

Playa de Somo

Sería una lástima visitar Santander y perderse las finas y doradas arenas de Somo, que desaparecen en la distancia al otro lado de la bahía más allá de El Puntal. Es un relajante viaje en ferry de media hora (ida y vuelta 4,95 €) sobre el agua y, una vez que llegas, las vistas de la ciudad de Santander y la Península de la Magdalena se vuelven aún más divinas. Dado su fácil acceso, amplias extensiones y todo tipo de comodidades útiles en Somo, es un lugar de reunión costero popular para muchas familias. Más importante aún, Somo es también el centro de surf de Santander. Por otro lado, Somo mira abiertamente al golfo de Vizcaya, por lo que las corrientes son fuertes y debes prestar mucha atención a todas las banderas de advertencia.

Playa del Puntal

Un espectacular deslizamiento de 2 km de largo de arena sedosa y teñida de oro, que sobresale hacia la Península de la Magdalena desde el otro lado de la bahía, El Puntal es otra de las mejores playas en Cantabria. En realidad, son dos playas con poca gente separadas por una delicada cadena de dunas y, dependiendo de las condiciones del viento y las olas, los bañistas pueden elegir entre el lado sur, a menudo más tranquilo y protegido, frente a la ría de Cubas o el lado norte frente al mar abierto. También es popular entre los nudistas, pero hay mucho espacio para todos.

Playas de Langre

A una más que apreciable distancia de cualquier centro urbano, en la Costa Trasmiera de Cantabria, y delimitadas por un acantilado escarpado las dos playas indómitas de Langre podrían ser calificadas como las más hermosas de Cantabria. A veces popular entre los nudistas, este es un lugar magníficamente aislado, con escaleras de madera que conducen a finas arenas doradas batidas por olas que caen dramáticamente y dejan también practicar un surf fabuloso (solo ten cuidado con las corrientes). La cala de Langre La Pequeña, más pequeña y menos visitada, está mucho más protegida de los elementos, aunque las mareas altas a menudo pueden reducir ambas playas a la mitad. Visítala durante la semana y es probable que tengas la suerte de disfrutar de una tranquilidad inaudita incluso en verano.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias