Curiosidades

Lo que no debes de hacer cuando te preparas un zumo de naranja

Lo que no debes de hacer cuando te preparas un zumo de naranja
Zumo de naranja

El zumo de naranja es una de las bebidas más consumidas por las mañanas, un excelente aporte de vitaminas en el desayuno que tiene efectos muy positivos en nuestro organismo. Hoy te mostramos algunos errores al hacer zumo de naranja que debes evitar para así aprovechar al máximo sus propiedades y beneficios.

Errores al hacer zumo de naranja que debes evitar

Elegir mal la variedad

No todas las naranjas dan el mismo zumo, y es bastante común el error de comprar cualquier naranja. Dependiendo de la época del año son más recomendables unas variedades que otras, y las que  más jugo dan son la navelina, la Valencia late y la de tipo sanguina, también llamada naranja de sangre.

Elegir mal la pieza

No sólo debes fijarte en la variedad de naranjas que compras, también en que cada pieza de fruta que vayas a exprimir está en las mejores condiciones. Normalmente dejamos pasar naranjas con golpes o moretones, pero es un gran error, opta siempre por las piezas que veas en mejor estado.

Tomar demasiado

Un zumo de naranja es muy bueno por las mañanas, sí, pero no hay que abusar. Al extraer el zumo se liberan los azúcares de la naranja, por lo que en grandes cantidades dejaría de ser una opción saludable. Un vasito de jugo al día, suficiente para aprovechar sus beneficios sin problemas.

Tardar en tomarlo

A todos nos han dicho de pequeños eso de «bébete el zumo que se le van las vitaminas». Esto es un mito, las vitaminas son hidrosolubles, por lo que no se evaporan. De cualquier manera, cuanto más tiempo pase entre que lo exprimes y lo tomas, más amargo se volverá, por lo que conviene tomarlo pronto.

Tomarlo antes de comer

Los expertos aseguran que casi cualquier momento del día es bueno para tomar un zumo de naranja, pero nunca antes de comer ya que no sería positivo para el organismo. A media mañana o a media tarde es la mejor opción, especialmente si lo mezclas con otros ingredientes como manzana, jengibre o zanahoria.

Mala conservación

El zumo de naranja recién exprimido se puede guardar en el frigorífico 1-2 días, siempre que sea en una botella oscura para alejarlo lo máximo posible de la luz, ya que hace que se oxide rápidamente. Para conservarlo ten en cuenta que al zumo natural no le va nada bien la exposición al calor, al sol ni al aire. Si haces mucha cantidad, es mejor congelarlo para que conserve sus propiedades sin oxidarse.

 

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias