Los mejores consejos para identificar los organismos perjudiciales

¿Cómo saber si un hongo es comestible?

¿Cómo saber si los hongos son comestibles
¿Cómo saber si los hongos son comestibles estible?

A simple vista puede ser complicado distinguir hongos comestibles de los que no lo son. Aunque si presenta un color algo raro, salta a la vista que es mejor no fiarnos, pero si no, lo ideal es preguntar a alguien entendido antes de comer un alimento que no sabemos si es venenoso.

Hay algunos trucos que nos pueden adelantar la diferencia entre un hongo comestible y otro alucinógeno.

Escamas en la parte de arriba

Para distinguirlos, hay una cosa que es apreciable a simple vista como es que una gran parte de los hongos comestibles tienen escamas en la parte de arriba, y estas llevan esporas que se esparcen a su alrededor y entonces crecen más hongos. Pero como decimos esto pasa en una gran parte pero no en todos.

Con gelatina

Cuando estamos ante un hongo no comestible es posible que lo veamos recubierto de una zona gelatinosa que se separa de la parte superior. Y también vemos algunas manchas de colores, cosa que no suelen tener los hongos que sí se pueden comer.

El color se oscurece

Aunque no es una regla general y lo mejor es preguntar o no comerse algo que no es seguro, una diferenciación es que si al hervir un hongo con un diente de ajo; éste se oscurece, entonces es posible que sea venenoso y es mejor no comérselo. Y es que con los hongos y las setas no se juega porque pueden ser letales y esto ya ha pasado varias veces, es decir, personas que van al campo a coger hongos y se los han comido y no han sobrevivido.

Diversidad de colores

Aunque, como decimos, puede ser que no esté tan claro que uno se pueda comer y otro no, cuando el hongo tiene colores algo raros, entonces seguramente sea un alimento alucinógeno. Esto sucede, por ejemplo, con la amanita muscaria, que es un hongo alucinógeno con pie de color blanco y el sombrero es de tonalidades naranja a rojo oscuro con manchas blancas. Normalmente los hongos comestibles no presentan tantos colores.

Cuidado con probar y oler

Lo que debemos hacer es identificar uno bueno de otro que no lo es por el color. Es mejor no usar ni el olor ni menos el gusto, porque entonces podría ser demasiado tarde.

Hay personas que son alérgicas, y con solo tocarlos o bien olerlos ya podría ser algo malo para ellos si se trata de un hongo malo.

 

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias