Francisco de Asís, biografía de uno de los santos más relevantes del cristianismo

Francisco de Asís, biografía de uno de los santos más relevantes del cristianismo
San Francisco de Asís

Francisco de Asís nació con el nombre de Giovani di Pietro Bernardone en Asís, Italia, en 1181. Pertenecía a una familia burguesa y de joven se mostraba despreocupado por el gasto de dinero. Estudió latín como parte de la educación normal de la época y entró a formar parte del ejército papal del Sacro Imperio en 1198.

Sencillez y pobreza

Francisco de Asís, biografía de uno de los santos más relevantes del cristianismo

Según contaba él mismo en sus relatos, en 1205 mientras marchaba a luchar escuchó la llamada de Dios que le pedía que reconstruyese la capilla de San Damián y que siguiese una vida humilde. Tras esto, su padre se enfadó al conocer que empleó parte del patrimonio familiar. Posteriormente tuvo que convivir con leprosos y tras esto cambio completamente su actitud.

Abandonó sus pensamientos anteriores y se presentó ante su padre para desposeerse de todo patrimonio. De hecho, para renunciar a toda su vida anterior dejó de llamarse como Giovani y se convirtió en Francisco de Asís.

Desde este momento, él y sus discípulos se dedicaron a promover una vida sencilla y a abrazar la pobreza para que esta dejase de ser una ofensa. Reconstruyó iglesias, cuidó de leprosos y trabajó para personas humildes mientras expandía el cristianismo. Bajo estos principios fundó la Orden Franciscana para continuar con esta labor.

Francisco de Asís es conocido por ser el patrón de los animales. El santo promovió el respeto a los animales y al medio ambiente, a los cuales consideraba como "hermanos y hermanas" según sus propias palabras.  Hay quienes señalan que era vegetariano por este respeto a los animales, pero no hay ninguna información que pueda confirmar dicha hipótesis.

Corría 1225 cuando su salud se encontraba deteriorada. Fue tratado por diferentes médicos pero no podía recuperarse y finalmente murió el 3 de octubre de 1226 cuando tenía 44 años. Dos años después, en 1228 fue canonizado y sus restos se encuentran actualmente en la Basílica de San Francisco que hay en Asís.

Lo último en Curiosidades