Estrógenos y progesterona, las hormonas sexuales femeninas

hormonas sexuales femeninas

Las hormonas sexuales femeninas han sido unas auténticas desconocidas, pero son igual o más importantes que las hormonas masculinas. Diversos estudios realizados en los últimos años han investigado cómo afectan las hormonas sexuales a la libido. Las mujeres, a diferencia de los hombres, están afectadas por el ciclo menstrual, provocando que las hormonas reaccionen de manera diferente según el periodo en el que se encuentran.

Las hormonas son sustancias solubles producidas en muy pequeñas cantidades en determinados órganos del cuerpo que, a través de la sangre, llegan hasta otros órganos distantes y regulan su función. Las hormonas femeninas, además, regulan la función del aparato genital femenino. Hay dos tipos de hormonas femeninas: el estrógeno y la progesterona.

Estrógenos y progesterona, las hormonas sexuales femeninas

La producción de las hormonas femeninas se inicia ya en la etapa intrauterina. Sus niveles son bajos durante la infancia, siendo durante la pubertad cuándo se aumenta su producción. Las hormonas femeninas son esenciales para que se produzca la fecundación, implantación, embarazo y parto durante la etapa adulta.

Estrógenos

maternidad subrogada

Los estrógenos se producen en los ovarios. Esta hormona femenina es la responsable de madurar el aparato genital femenino para hacerlo fértil. Los estrógenos, además, producen un aumento de los senos, el crecimiento del pelo y las uñas, retención de líquidos o cambios en el sistema venoso.

Progesterona

tragar semen

Esta hormona femenina se forma con la ruptura cíclica de un folículo ovárico. Es necesaria para que el útero y los senos se desarrollen y funcionen correctamente. Actúa durante la segunda parte del ciclo menstrual, frenando los cambios proliferativos endometriales provocados por los estrógenos.

Es decir, durante las primeras etapas del ciclo menstrual, momento de fertilidad alto, las mujeres tienen un mayor interés sexual. Sin embargo, a medida que se va acercando la maduración del óvulo, la mujer va perdiendo ese interés. La menopausia, además, se caracteriza por una disminución de la producción de estrógenos. Sin embargo, y de manera contraria a como se pensaba, la testosterona no afecta al libido de las mujeres. Aunque sí puede tener efectos positivos en el remplazo hormanal.

Últimas noticias