Sonido

Efectos del sonido: el acufeno

La exposición a sonidos fuertes puede acarrear diferentes consecuencias para nuestra salud. Una de ellas es el llamado efecto acufeno. ¿En qué consiste?

El acufeno
El acufeno, los efectos del sonido

¿Zumbidos en los oídos?, ¿ruidos inexistentes en tu cabeza? ¡Cuidado! Puede tratarse de acufeno o tinnitus. La Organización Mundial de la Salud ha alertado acerca del aumento de afecciones auditivas como pérdida de audición, sordera y acufenos. Entre las causas se encuentra la exposición a ruido excesivo laboral, urbano y social. Se calcula que, en el año 2050, una de cada 10 personas padecerá alguno de estos problemas. Pero ya el 20% de la población mundial experimenta el acufeno. ¿Es tu caso? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo el ruido puede dañar nuestros oídos?

Recordemos que el sonido provoca una vibración en el aire que rodea al emisor. Esta vibración adquiere la forma de ondas que se propagan a través del medio (puede ser el aire, pero también sólidos o líquidos). El volumen del sonido se mide en decibelios (dB). Los ruidos son una forma de sonido.

Las ondas llegan a nuestro oído, pasando por sus estructuras hasta las células ciliadas del oído interno, que las convierten en impulsos eléctricos para enviarlos al cerebro a través del sistema nervioso. El cerebro decodifica los impulsos y nos los devuelve en forma de sonidos.  Si las ondas son muy poderosas, pueden dañar las células ciliadas y producir desde acufenos hasta sordera permanente.El acufeno

El acufeno, consecuencia del ruido

Vivimos en entornos cada vez más ruidosos.  De hecho, el ruido forma parte de la vida cotidiana. El ruido es un sonido no deseado; en algunos casos las consecuencias de la exposición al ruido pueden prevenirse, en otros es inevitable. Pero una de las cuestiones más alarmantes es la exposición al ruido social, provocado, que expone a más de 1000 millones de jóvenes a la pérdida de audición.

Escuchar música durante una hora en nuestros auriculares (85 dB) o estar cuatro horas en una discoteca (100 dB) produce deterioro auditivo. La principal consecuencia de la exposición al ruido es el acufeno, que a su vez es uno de los primeros síntomas de problemas auditivos graves o permanentes. De hecho, el 90% de las personas con tinnitus o acufeno tiene pérdida auditiva.

¡Bajen el volumen!

El tinnitus o acufeno es una afección que hace que escuchemos ruidos inexistentes.  Las personas que lo padecen pueden escuchar un amplio repertorio de sonidos:

  • Suaves o fuertes.
  • Graves o agudos.
  • En uno o ambos oídos.
  • Constantes o intermitentes.
  • En forma de zumbidos, golpeteos, silbidos, clics y hasta alucinaciones musicales.

En cualquiera de los casos, el tinnitus o acufeno es una afección que puede causar desde distracción leve en las tareas cotidianas hasta deterioro de la calidad de vida, acompañado de ansiedad y trastornos del sueño.

Para prevenir un efecto del sonido como el acufeno, te recomendamos evitar la exposición a ruidos fuertes, utilizar protección auditiva y… ¡bajar el volumen!

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias