Patatas fritas

La curiosa forma de comer patatas fritas de bolsa como si estuviran recién hechas

La curiosa forma de comer patatas fritas de bolsa como si estuviran recién hechas
Patatas fritas de bolsa

Las patatas fritas son uno de los alimentos más populares y consumidos en todo el mundo. Las podemos encontrar lisas y onduladas y de una gran selección de sabores diferentes. Solemos tomarlas como aperitivo, y también en las reuniones con familiares y amigos, pero existen otras formas de comer patatas fritas de bolsa para sacarles el máximo rendimiento.

El programa ‘Hoy por Hoy’ de Cadena Ser se ha puesto en contacto con diferentes empresas españolas que fabrican patatas fritas para conocer su situación ante el incremento del coste de las energías y la huelga de transportes. Una de las compañías con las que el equipo ha hablado es Doruel, ubicada en la localidad de Villarquemado (Teruel).

El producto Julián Rubira asegura que están teniendo problemas con el aceite de girasol: «Me lo están sirviendo escalonado porque a nuestros productores también se lo sirven escalonado. Estoy a mitad de producción».

El truco para comer patatas fritas de bolsa

En un momento dado de la entrevista, Julián Rubira le ha contado a Àngels Barceló un consejo para comer patatas fritas de bolsa. Lo que la mayoría solemos hacer es sacarlas de la bolsa, ponerlas en un bol y comerlas sin más.

Sin embargo, el productor ha desvelado en el programa que existe una alternativa: poner las patatas en un bol y calentar durante medio minuto al máximo de temperatura. De esta manera, podemos comerlas como si estuvieran recién hechas. ¡Habrá que probarlo!

Curiosidades de las patatas de bolsa

Las patatas fritas de bolsa nacieron a mediados del siglo XIX en Nueva York de la mano del chef George Crum.

Si hay algo que a todos nos llama mucho la atención sobre este tipo de patatas es que las bolsas siempre parece que están llenas, pero al abrirlas descubrimos que las patatas apenas ocupan la mitad del envase, a veces incluso menos. El resto es aire.

Una situación que nos lleva a sentirnos engañados. Sin embargo, no hay por qué ya que el propio envase indica el peso neto de patatas que hay dentro. Además, el hecho de que las patatas se vendan así tiene una explicación muy lógica.

Las bolsas de patatas fritas no están hinchadas por aire. Lo que en realidad llevan en el interior es gas nitrógeno, una sustancia clave para que se mantengan crujientes y frescas durante mucho tiempo. Además, evita que las patatas se rompan.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias