Frutas

Cuál es la diferencia entre la lima y el limón

Lima y limón

Según la Organización Mundial de la Salud, debemos tomar cinco raciones diarias de frutas y verduras para tener una buena salud. Entre las diferentes frutas que existen, los cítricos son muy apreciados por sus excelentes propiedades nutricionales. Ahora bien, es importante saber cuáles son las características de cada uno ya que hay algunos que se suelen confundir, como por ejemplo la lima y el limón.

Lima y limón

La lima es una fruta originaria de Asia. De pequeño tamaño, se consume cuando está verde. Contiene una gran cantidad de semillas en el interior y, aunque depende de la especie de lima, por lo general no suele tener mucho jugo.

En lo que respecta al sabor, es ácido aunque con un aroma muy agradable. Se utiliza para la elaboración de cócteles y bebidas.

El limón también es originario de Asia, aunque no está demasiado claro de si China o del sur de la India. Es menos ácido que la lima, pero tiene un aroma mucho más intenso.

¿Cuáles son las diferencias?

Tanto la lima como el limón forman parte de la misma familia de los cítricos. Si bien es cierto que tienen algunas similitudes, son muy diferentes.

Tamaño y forma

En lo relativo al tamaño, son fáciles de distinguir porque el limón es mucho mayor que la lima.

El limón suele ser más ovalado y la lima más redonda. Sin embargo, esta característica puede variar.

Sabor

Una de las formas más fáciles de distinguir la lima del limón es a través del sabor. El limón es más agrio, mientras que la lima puede variar desde lo amargo hasta lo dulce.

Valor nutricional

El limón aporta un 75% más de vitamina C que la lima, de forma que es una fruta excelente para prevenir enfermedades como la gripe o el resfriado. Además, sus niveles de carbohidratos son más bajos.

La lima es muy rica en potasio, un nutriente muy necesario para el bienestar del sistema nervioso y muscular. Varios estudios han demostrado que es una de las mejores frutas para mejorar los niveles de colesterol en sangre.

Ambos cítricos son ampliamente utilizados en repostería y en la elaboración de bebidas. Sus aromas y sabores aportan mucha intensidad a las recetas y, además, resultan muy refrescantes. A esto hay que sumar que también se pueden utilizar para la limpieza del hogar, sobre todo para evitar la proliferación de bacterias.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias