Ni Puig ni Mollà asisten a la reunión clave para las alegaciones contra el Plan del Tajo

Tajo-Segura Ximo Puig
Reunión para coordinar las alegaciones al Plan Hidrológico del Tajo.

La Diputación de Alicante, el Gobierno de Murcia y el Sindicato Central de Regantes han coordinado hoy las alegaciones contra el Plan del Tajo. Ni Puig ni la consejera de Agricultura valenciana Mireia Mollà han asistido.

Alicante, Región de Murcia y Sindicato Central de Regantes del Trasvase Tajo-Segura han mantenido hoy un encuentro para coordinar las alegaciones conjuntas que presentarán contra el nuevo Plan Hidrológico del Tajo. De cómo resulte este documento depende en gran parte la viabilidad futura del trasvase, seriamente amenazado por el Gobierno de Sánchez. Por tanto, un documento esencial para la supervivencia y el futuro de la agricultura de la Provincia de Alicante y la Región de Murcia.

De momento, ese Plan Hidrológico del Tajo no gusta ni a los agricultores, ni al Gobierno de Murcia ni a la Diputación de Alicante. El motivo es que el borrador  fija un incremento de caudal ecológico (la cantidad de agua mínima que se requiere para no poner en riesgo el ecosistema del río) que pone en riesgo la supervivencia de esa infraestructura. Por tanto, la reunión de hoy debía marcar la unidad de todas las Administraciones implicadas en Comunidad Valenciana y Región Murcia como frente común a esas pretensiones de Sánchez. Una imagen potente que ofreciera la clara visualización de unidad de todos los actores principales en el Levante español.

No ha sido así. Ni el presidente de la Generalitat Valenciana el socialista Ximo Puig, ni la consejera de Agricultura valenciana Mireia Mollà (Compromís) han asistido. Sí lo han hecho la vicepresidenta de la Diputación de Alicante y diputada del Ciclo Hídrico Ana Serna, el consejero de Agricultura de la Región de Murcia Antonio Luengo y el presidente del Sindicato Central de Regantes del Trasvase Tajo-Segura Lucas Jiménez. La ausencia de la Generalitat Valenciana ha puesto en alerta a la Diputación de Alicante. Serna no se fía de que la Generalitat Valenciana presente finalmente alegaciones al plazo de exposición pública del citado Plan Hidrológico, que concluye el próximo día 22 de diciembre, o que presente otras más suaves.

Ante la ausencia de Puig y de representante alguno de su gobierno, Serna ha dicho que Puig es igual que Sánchez y Ribera en su postura sobre el trasvase y ha sostenido que en materia de esa infraestructura, Puig sigue los dictados de la ministra Ribera. Se da la circunstancia de que mientras Diputación de Alicante y Gobierno de Murcia trabajaban esta mañana en las alegaciones, el secretario autonómico valenciano de Agricultura se encontraba en un embalse en Albatera, según fuentes próximas a la citada reunión.

Lo último en Alicante

Últimas noticias