Dictadura lingüística

JxCAT presiona a ERC para que retire la protección de los Mossos a la familia de Canet

JxCat Canet
Laura Borràs, en una foto de campaña. Foto: EFE

JxCAT no quiere que los Mossos d’Esquadra protejan a la familia de Canet de Mar que ha pedido que su hijo reciba un 25% de las clases en español. El partido que lideran Carles Puigdemont y Laura Borràs, que también ha exigido al conseller de Educación que cese a la dirección y la asuma él para desobedecer, está presionando a Interior -en manos de ERC- para que los Mossos dejen de dar protección a los padres y al niño que están siendo acosados.

A petición del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que vio indicios de que la integridad física de la familia del menor de 5 años corría peligro, la Consejería de Interior les puso protección policial frente a su domicilio particular. También se ha reforzado el dispositivo a las puertas del colegio, a donde a diario sigue acudiendo el pequeño. Cabe recordar que algunos radicales separatistas, como el mosso Albert Donaire o el periodista Jordi Fàbrega, alentaron a través de las redes sociales que se acudiera a apedrear la casa en la que residen los padres y el niño en cuestión.

Desde JxCAT creen que las amenazas que denuncia la familia «son falacias» y rechazan que por ellas tengan que recibir protección por parte de los Mossos. Así se lo han trasladado ya en distintas ocasiones a sus socios de ERC, que tienen el mando de la seguridad en Cataluña y que por el momento descartan ceder a las presiones de sus compañeros y seguirán prestando dicha protección tal como exige también el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

El partido de Puigdemont y Borràs, que desde el primer minuto se ha manifestado en contra de la resolución judicial que obliga a dar el 25% de las clases en español, tal como reclama la familia del menor, ha recordado al conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, que «también la dirección del centro y los profesores están siendo amenazados y acosados por los españolistas». Junts se refiere a las supuestas llamadas que estaría recibiendo la escuela, y que la alcaldesa de la población dijo que se estaban grabando, con presuntas amenazas de muerte hacia los profesionales de la escuela Turó del Drac.

Fuentes del Consistorio, que dicen no conocer la identidad de la familia en cuestión, aseguran por su parte que no tienen conocimiento de que por el momento los padres del niño hayan denunciado las amenazas ante la policía. El Gobierno de Pedro Sánchez, como máximo responsable de los cuerpos policiales, a través del Ministerio del Interior, ha dejado en manos del Govern que participa del acoso a la familia garantizar su seguridad en un pueblo que acogió una numerosa manifestación el pasado viernes contra sus derechos.

Lo último en España

Últimas noticias