Cataluña

El fugado Puigdemont sitúa al preso Jordi Sánchez como brazo ejecutor de su nuevo partido

Jordi Sánchez y Carles Puigdemont en imagen de archivo.
Jordi Sánchez y Carles Puigdemont en imagen de archivo.

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat de Cataluña, lidera la única candidatura a la presidencia de JxCat presentada durante el congreso fundacional del partido. Destaca la presencia del preso Jordi Sánchez para la secretaria general, donde el condenado por el 1-O ejercerá de brazo ejecutor de su jefe fugado.

Por otra parte, aparecen en la lista como vicepresidentes la portavoz de JxCat en Barcelona, Elsa Artadi, el exconseller y condenado por el 1-O Jordi Turull, la alcaldesa de Vic (Barcelona), Anna Erra, y Josep Rius.

Cabe destacar que a la Secretaría General se ha presentado una segunda candidatura. Además de la del expresidente de la ANC Jordi Sánchez, se ha registrado otra con Josep Sort a la cabeza. Así consta en una nota de prensa del partido independentista que recoge las propuestas validadas por la Mesa del congreso.

La campaña electoral empieza este lunes y será, ante la pandemia del coronavirus, «totalmente telemática», en un proceso en el que los afiliados podrán votar desde las 9 horas del viernes 7 de agosto y hasta las 15 horas del domingo 9 de agosto.

Además, el presidente de la Mesa, Lluís Puig, se ha dirigido a los inscritos para que participen en un proceso que ha definido como activo, participativo, abierto y profundamente democrático: «Tu voz y tu voto son primordiales para que este partido nazca sobre los principios de la participación y la democracia interna».

La candidatura a la Secretaría General que encabeza Sánchez propone a David Saldoni para la secretaría de organización y a Teresa Pallarès como secretaria de finanzas, y a 18 personas más para integrar la Ejecutiva Nacional del partido.

Entre estas 18 personas, están el actual portavoz de JxCat en el Parlament, Albert Batet; la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs; el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet y la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas.

Entre otros, también figuran en la candidatura de Jordi Sánchez a la Ejecutiva los diputados de JxCat Gemma Geis y Toni Morral, la concejal de JxCat en Barcelona Aurora Madaula y la diputada de JxCat en el Congreso Míriam Nogueras, quien abandonó esta semana la vicepresidencia del PDeCAT.

La segunda candidatura a la Secretaría General, liderada por Josep Sort, propone a Enric Solé como secretario de organización, y a Maria Teresa Vilarrassa como secretaria de finanzas. Esta candidatura no está apoyada por Puigdemont y sólo consta de estos tres nombres, puesto que el resto de su propuesta para la Ejecutiva Nacional «no ha podido ser validada por defecto de forma», ha informado JxCat.

Candidatos a la Generalitat

Como avanzó OKDIARIO, Carles Puigdemont volverá a liderar la candidatura de su partido de la Presidencia de la Generalitat aunque, esta vez sin la falsa promesa incumplida en dos ocasiones de que volvería a Cataluña en caso de ser el elegido. El ex presidente fugado en Bélgica, reconvertido ahora en europarlamentario, situará como número 2 a una persona de su máxima confianza para que ocupe la Presidencia del Govern de forma efectiva.

Hay varios nombres sobre la mesa para ese puesto. El candidato elegido por ahora desde hace semanas es el consejero de Administración Pública y Políticas Digitales, Jordi Puigneró, considerado el cerebro de la denominada ‘república digital catalana’. Este ex convergente se ha ido labrando un puesto en el núcleo duro de Puigdemont día a día a base de peloteo hacía el líder de la formación independentista. Pero en los últimos días dos cosas podrían hacerle perder ese puesto para el que ya había sido confirmado internamente.

Jordi Puigneró
Quim Torra y Jordi Puigneró, consejero de Políticas Digitales y Administración Pública. (Foto: Enrique Falcón)

El primero, el viraje hacia el centroizquierda de JxCAT, que el pasado sábado se fundó como partido político, ya que Puigneró representa el conservadorismo más puro de la extinta CDC. Su perfil, marcadamente de centroderecha, choca con los postulados que pretende defender en esta nueva etapa la JxCAT de Carles Puigdemont, escorada hacía posiciones más progresistas para competir directamente contra ERC.

Borràs

El segundo motivo por el que el nombre del consejero de Administración Pública y Políticas Digitales se está empezando a poner en duda es por la voluntad férrea de la portavoz de la formación en el Congreso, Laura Borràs, de abandonar el escaño en la Cámara Baja e ir de número 2 del fugado y convertirse así en la primera presidenta de la Generalitat. «Las primarias las gana ella, sin duda, si se presenta», reconoce un dirigente de Junts.

Borràs, que está siendo investigada por el Tribunal Supremo, pretende con este movimiento que su causa por haber amañado presuntamente varios contratos cuando era directora del Institut de les Lletres Catalanes, salga del Alto Tribunal y se vaya a un juzgado ordinario. En caso de ser elegida diputada en el Parlament volvería al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, dilatando los tiempos, y manteniendo el conflicto político-judicial con la figura de otro presidente, en este caso presidenta, procesada.

En todo este embrollo hay un tercero en discordia, representante del ala más socialdemócrata de la antigua Convergencia, que parece dispuesto a dar batalla también por ese segundo puesto. Se trata del consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, persona de la máxima confianza del ex consejero preso Josep Rull, y muy cercano también al fugado Carles Puigdemont.

Aunque su perfil político es más bajo que el de Puigneró y Borràs, Calvet tiene más experiencia de gestión en la administración pública. Desde hace más de una década ocupa cargos en la Generalitat que van desde direcciones generales hasta jefaturas de empresas públicas, pasando por la Consejería que dirige en la actualidad.

Lo último en España

Últimas noticias