Tipos de padres que quizás desconocías

padres
Tipos de padres que quizás desconocías

No hay un abuelo igual, como tampoco hay un hijo igual. Y esto se extiende a los progenitores. Precisamente ahora queremos darte a conocer tipos de padres que quizás desconocías y que te pueden sorprender. Así, más allá de los permisivos, de los autoritarios o de los sobreprotectores, hay otros realmente singulares. Toma nota:

Padres helicópteros

En un artículo anterior, ya te dimos a conocer quiénes eran los llamados padres helicópteros. Estos se identifican porque llevan la sobreprotección de sus hijos hasta límites realmente increíbles. Eso les hace estar “sobrevolando” continuamente sobre la vida de sus pequeños, de los que están pendientes en todo momento. De ahí que nunca duden en evitar que puedan sufrir o que caigan en errores.

Si es contraproducente este tipo de progenitores es porque lo que consiguen es que sus vástagos se conviertan en personas dependientes, sin capacidad de decisión, que no son capaces de hacerle frente a lo que es la frustración…

Padres mánager

padres
Padres mánager

De la misma manera, no podemos pasar por alto la existencia de los llamados padres mánager. Si se les llama así es porque actúan como si fueran el representante de sus hijos. Eso lo que significa es que se encarguen de prepararles la mochila para ir al colegio o al instituto, les indica cuándo tienen los exámenes, les organiza su agenda de deberes y trabajos, les lee los libros sobre los que deben realizar algún trabajo e incluso les llevan a cabo más de una tarea.

Actuar de esa manera lo único que consigue es educar a hijos dependientes, que no son capaces de actuar por sí solos, que no cuentan con capacidad de organización y que no asumen sus responsabilidades.

Padres quitanieves

En esta lista de peculiares tipos de padres se encuentran los llamados como quitanieves o apisonadoras. ¿Por qué reciben ese nombre? Básicamente porque lo que hacen es intentar allanar a sus hijos el camino lo más posible, apuestan por facilitarles todo, por quitarles de en medio los obstáculos o problemas…

El resultado de actuar de esa manera es que lo que consiguen es que sus vástagos sean personas que no toleran la frustración, que no saben “quitar” las piedras que van apareciendo en su camino, que piensan que la vida es de color rosa…Y eso es algo que les perjudicará no solo durante su infancia sino también durante toda su existencia.

Padres criados

padres
Padres criados

Si estos progenitores se dan en llamar así es porque actúan como si del mayordomo de sus hijos se tratase. Y es que no dudan en levantarse de la mesa para traerles lo que piden sino que, además, les lleva las mochilas al colegio, les hace la cama, les prepara las comidas que desean en todo momento…

Padres guardaespaldas

De la misma manera, también te puede resultar interesante conocer a los llamados padres guardaespaldas. Si reciben este nombre es porque actúan como si uno de esos profesionales se tratase. Por eso, no solo están pendientes en todo momento de sus hijos sino que, además, no dudan en llevar a cabo medidas como estas:

  • Actúan rápidamente si alguien toca a sus hijos, como puede ser por ejemplo mientras juegan con otros pequeños.
  • Acude ante el profesor de sus pequeños para exigirle una explicación si les ha regañado en clase.
  • De la misma manera, también se “encara” a quien haya procedido a criticar alguna actitud concreta de sus pequeños.

Padres bocadillo

padres
Padres bocadillo

De la misma manera, en esta lista de singulares tipos de padres no podía faltar los llamados padres bocadillo. ¿Por qué se dan en llamar así? Básicamente porque llevan su sobreprotección al tema de la alimentación. En concreto, no dudan en ir detrás de sus hijos por casa, por el parque o por cualquier otro lugar donde se encuentren con un bocadillo u otro alimento en la mano para conseguir que coman.

Esa acción, por supuesto, no es adecuada. Y no lo es porque, entre otras cosas, trae consigo que los menores no aprendan una serie de comportamientos y rutinas con respecto a su alimentación. Es decir, no adquieren conciencia de que a la hora de comer hay que sentarse alrededor de la mesa y no levantarse hasta que se haya tomado el menú pertinente.

¿Tú eres un padre de alguno de estos tipos? Si es así, ten presente que tu forma de educar a tus hijos puede traer consigo consecuencias nefastas para ellos.

Temas

Lo último en Bebés