Embarazo

Pregorexia en el embarazo: Síntomas, causas, factores de riesgo y cómo tratar

La pregorexia es un trastorno alimenticio que corresponde al temor que sienten las mujeres por coger peso durante el embarazo.

Pregorexia en el embarazo
Qué es la pregorexia en el embarazo y cómo se trata

La pregorexia corresponde a un trastorno alimenticio que afecta a mujeres embarazadas las cuales se obsesionan con el hecho de aumentar de peso durante el embarazo. Algo que puede conllevar ciertos riesgos tanto para la madre como para el bebé de modo que os explicamos ahora a qué corresponde exactamente, cuáles son los síntomas, las causas y sus factores de riesgo así como tratamiento.

Cuando una mujer queda embarazada, es normal que se preocupe por el hecho de coger peso, pero no debido a una preocupación por engordar y sí por el hecho de lograr la mejor nutrición con la que asegurar el buen desarrollo del feto. Existen casos sin embargo en los que sí puede que la mujer se comience a obsesionar con no coger demasiado peso para no engordar y con ello, puede acabar derivando en un problema de pregorexia.

Qué es la pregorexia

Pregorexia en el embarazo

Aunque no se asocia con un diagnóstico médico, la pregorexia corresponde a un comportamiento desordenado en la ingesta de alimentos por las mujeres embarazadas .

La palabra en sí indica la obsesión extrema con el aumento de peso en el embarazo : deriva de los términos «pregnancy» («embarazo»)  y «anorexia» («anorexia») .

En particular, la fijación para mantener el peso se caracteriza por una dieta extrema y una actividad física excesiva. Pero los comportamientos de riesgo también incluyen los llamados atracones y la posterior inducción de vómitos (síntomas típicos de la bulimia ).

Causas de la pregorexia

Puede que la mayoría de mujeres no tengan problema alguno en aumentar de peso cuando se quedan embarazadas, pero otras en cambio, pueden llegar a desarrollar una auténtica obsesión por no coger demasiado peso quizás en base a ciertas inseguridades y a una fragilidad psicológica, que no es siempre fácilmente reconocibles.

Por ello, el comportamiento asociado con la pregorexia es real y tangible, y también puede afectar negativamente la salud del feto.

Algunos estudios han demostrado que suele existir una correlación entre las mujeres que ya han sufrido trastornos alimenticios y las que sufren de pregorexia. El riesgo de desarrollar pregorexia afecta no solo a las mujeres que tienen antecedentes de trastornos alimentarios, sino también a aquellas con poco apoyo social .

En cualquier caso, se trata de un tema frágil y a menudo influenciado por modelos que imponen la perfección a nivel físico (y no solo) para las mujeres ; a veces estos ídolos están encarnados por celebridades que después de quedar embarazadas recuperan una forma física envidiable en poco tiempo.

Con estos referentes, es posible que algunas mujeres persigan una ilusión por la perfección, que en definitiva es algo dañino, no solo para ellas sino también para el feto.

Síntomas y factores de riesgo

Una de las señales de alarma de que la mujer sufre de pregorexia es el hecho en sí de tener muy controlado todo lo que se come, pero no por el bien nutricional de los alimentos, sino por las calorías que se consumen. Este es solo un signo, pero existen otros que son:

  • Tendencia a comer solo o saltarse algunas comidas
  • Obsesionarse con el conteo de calorías
  • Hacer ejercicio excesivo (incluso cuando no está recomendado para el embarazo).
  • Tener obsesión con la apariencia física y el control diario del peso asociado con negarse a aumentar de peso.
  • Expresar cierto desapego hacia el embarazo o no tener ilusión por tener un bebé.

Consecuencias de la pregorexia

La pregorexia puede tener consecuencias muy graves para la madre y el feto, como:

  • Desarrollo de deficiencia de calcio en los huesos;
  • presión sanguínea alta ;
  • riesgo de preeclampsia ;
  • anemia;
  • diabetes gestacional ;
  • aborto involuntario.

Tratamiento de la pregorexia

Al igual que la anorexia o la bulimia, siempre hay una profunda incomodidad detrás de nuestros modelos sociales y culturales destinados a la búsqueda de la perfección y, en consecuencia, la falta de aceptación de uno mismo y del cuerpo.

Un aumento de peso adecuada durante el embarazo es fundamental para la salud y el bienestar de la madre y el feto. Una mujer embarazada que está tratando de contrarrestar su imagen corporal primero debe compartir sus preocupaciones con su ginecólogo.

Su médico la ayudará a establecer el aumento de peso adecuado durante el embarazo, en función de su peso previo al embarazo y el índice de masa corporal ; sugerirá cómo llevar una vida saludable y cómo llevar una dieta adecuada para el embarazo para controlar cualquier aumento de peso excesivo .

Puede ser útil consultar a un dietista o psicólogo . De hecho, el siguiente paso es contactar a un psicoterapeuta que podrá identificar y tratar las causas del problema.

Lo último en Bebés

Últimas noticias