psicología

Día internacional por la lucha de los Trastornos de la Conducta Alimentaria

Día internacional por la lucha de los Trastornos de la Conducta Alimentaria
Día internacional por la lucha de los Trastornos de la Conducta Alimentaria

Este 30 de noviembre se celebra el Día Internacional por la lucha de los Trastornos de la Conducta Alimentaria, que engloba aquellas enfermedades relacionadas con la alimentación que tienen una parte nutricional y otra mental, en la gran parte de las ocasiones. Hay que tomar conciencia de ello.

La Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia en Cataluña da a conocer que estos trastornos son afecciones psicológicas graves que conllevan alteraciones de la conducta alimentaria. La persona afectada muestra una fuerte preocupación en relación al peso, la imagen corporal y la alimentación, entre otros.

Debido a estas alteraciones alimentarias, se pueden desencadenar enfermedades físicas importantes y, en casos extremos, pueden llegar a provocar la muerte (siendo las causas más frecuentes el suicidio o la desnutrición).

Prevalencia en España

En España los últimos estudios realizados coinciden en señalar una tasa de prevalencia de TCA en población adolescente alrededor del 4,1-4,5% entre los 12 y los 21 años. La anorexia se sitúa en torno al 0,3%, la bulimia en el 0,8% y el TCA no especificado alrededor del 3,1% de la población femenina de entre 12 y 21 años.

¿Qué enfermedades engloba los trastornos de la conducta alimentaria?

La Fundación Española de la Nutrición nombra aquellas enfermedades que están relacionadas con tales trastornos, como pueden ser la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa, la vigorexia y la ortorexia.

Anorexia

En concreto, la anorexia pone el acento en extrema delgadez, seguido de un rechazo a mantener un peso por encima del mínimo valor normal, distorsión de la imagen corporal, miedo intenso a ganar peso y amenorrea durante más de 3 ciclos consecutivos.

Algunas de las complicaciones asociadas por la propia desnutrición son: osteopenia y osteoporosis, alteraciones del sueño, hipoglucemias, hipotensión, insuficiencia renal, estreñimiento…

Bulimia nerviosa

La bulimia, por su parte, y según la Federación Española de Asociaciones de Ayuda y Lucha contra la Anorexia y la Bulimia, se refiere a la ingesta excesiva de alimentos que después se intentan compensar con conductas anómalas como vómitos, abuso de laxantes y diuréticos, o dietas restrictivas intermitentes lo que se acaba convirtiendo en una costumbre que modifica la conducta de la persona enferma.

Quienes más padecen este problema, de igual forma que la anorexia, es el sexo femenino: un 90-95% de las personas afectadas son mujeres y la edad de aparición suele estar entre los 18 y 20 años, y muchos casos provienen de una anorexia mal cuidada.

¿Cuáles son los síntomas de la bulimia?

En el Día internacional por la lucha de los Trastornos de la Conducta Alimentaria nombraremos que los síntomas más destacados de esta enfermedad se basan en comer de una forma descontrolada para luego vomitarlo.

Por otro lado, también se produce la sensación de no poder parar de comer. Otros hacen ayunos o dietas muy rigurosas, para compensar los excesos de  comidas anteriores y se provocan los vómitos. A diferencia de la anorexia, las personas que padecen bulimia suelen tener un aspecto aparentemente saludable, cosa que hace más difícil detectar la enfermedad.

Además se suele hacer un abuso de laxantes y diuréticos, van al WC después de comer, tienen una preocupación por el propio peso, con menstruaciones irregulares y cambios de humor y depresiones fácilmente detectables.

Vigorexia

En este caso, estamos hablando de la excesiva práctica del deporte debido a una obsesiva preocupación por el aspecto físico. Los farmacéuticos de España aclaran que los pacientes presentan obsesión por el ejercicio sino también por la forma de alimentación, así se alimentan casi exclusivamente con hidratos de carbono y proteínas, eliminando las grasas de su dieta con el fin de obtener más masa muscular.

Día internacional por la lucha de los Trastornos de la Conducta Alimentaria

En este caso, es el hombre, de edades entre 18 a 35 años, el perfil de personas que más pueden sufrir este problema. Además, este trastorno comparte ciertos aspectos con la anorexia, la bulimia y otros trastornos de la alimentación, pero la vigorexia tiene algunas características propias.

La vigorexia no es sólo un trastorno emocional, sino también fisiológico ya que están también involucrados hormonas y neurotransmisores.

Ortorexia

Cada vez oímos hablar más de este trastorno que crece con el aumento de la demanda de alimentación sana. Se basa en la obsesión por la comida sana o ecológica llegando a alcanzar un punto patológico. Se excluyen de la dieta los alimentos cultivados con pesticidas o herbicidas al igual que todos los alimentos que en su contenido tengan “excesiva” grasa como es el caso de las carnes.

Tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria

La Fundación Española de la Nutrición habla de un abordaje que debe unir estrategias complementarias (manejo nutricional y psicoeducacional), variedad en niveles de intervención (ambulatorio, hospitalario, hospital de día) y un esquema terapéutico.

Está claro que cada problema es distinto y que depende del grado de enfermedad en el que se encuentra el paciente. Lo que está claro es que se necesita de un equipo multidisciplinar que agrupa psicólogos, médicos, nutricionistas, dietistas, enfermeros, psiquiatras y otros profesionales.

 

Lo último en Salud

Últimas noticias