Dolor de riñones en el embarazo

Dolor de riñones
El dolor de riñones es un síntoma habitual en el embarazo.

Numerosos son los síntomas que experimentan las mujeres durante el embarazo. Así, tienen que hacerle frente a náuseas, dolores de cabeza, hinchazón de piernas…Y también al habitual dolor de riñones que sufren la mayoría de féminas en algún momento de la gestación.

A continuación, vamos a exponer los principales aspectos que hay que conocer sobre esa molestia así como los mejores consejos para hacerle frente. De esta manera, pretendemos ayudar a todas las mujeres que lo estén padeciendo o a las que próximamente quieren quedarse en estado pues así estarán prevenidas.

¿Cuándo y porqué se produce el dolor de riñones?

dolor de riñones
Síntomas habituales durante el segundo trimestre

Lo primero que hay que tener en cuenta es que este síntoma que nos ocupa suele producirse a partir del segundo trimestre. Y no solo eso, es más frecuente que aparezca en las últimas horas del día, cuando cae la noche.

De la misma manera, podemos indicar que es habitual que tenga lugar porque el bebé va creciendo. Al ir aumentando de tamaño y de peso, obliga a la mujer a curvar más su columna vertebral, para sentirse más cómoda, y es por eso por lo que acaba sufriendo estos dolores.

Remedios para aliviar el dolor de riñones

Dolor de riñones en el embarazo

Una vez que ya se tiene claro porqué tiene lugar el dolor de riñones durante la gestación, se hace necesario saber que hay una serie de medidas que se pueden tomar en pro de aliviarlo parcial o totalmente. En concreto, entre las recomendaciones más relevantes se encuentran las siguientes:

  • Clave es que la mujer no pase mucho tiempo en la misma postura, independientemente de si es sentada o de pie.
  • Asimismo, hay que saber que es fundamental también que no se adopten posturas que supongan tener que arquear la espalda. Y es que es la manera de evitar que los dolores se acentúen.
  • Caminar al menos media hora al día se considera que es otra estupenda forma de poder aliviar estas molestias.
  • Por supuesto, ni que decir que es necesario que la embarazada no cargue con mucho peso. Es más, cuando tenga que coger algo del suelo, es recomendable que lo haga flexionando lo que son las rodillas en lugar de la cintura.
  • Practicar ejercicio es una estupenda manera de aliviar esos dolores. En concreto, los deportes más recomendados para reducir esos e incluso hacerlos desaparecer son la natación, el Pilates y también el Yoga.
  • Aplicarse calor o frío en la zona afectada. Se aconseja probar primero con algún tipo de mantita caliente y si esta no surte efecto, intentarlo con compresas frías.
  • En el caso de que fuera necesario, se puede optar por acudir a algún masajista especializado en tratamientos para embarazadas. Y es que este puede apostar por realizar masajes que alivien los dolores.
  • Hay quienes, además, confían en la acupuntura hacerle frente a esa molestia.

Otros datos a tener en cuenta

Dolor de riñones en el embarazo

Además de todo lo que hemos indicado, hay otra serie de aspectos que merece la pena tener en consideración tales como estos:

  • Se establece que en torno al 65% de las embarazadas sufren este síntoma que estamos abordando.
  • Las mujeres que llevan una vida sedentaria, las que ya han padecido dolor de riñones antes del embarazo e incluso las que están esperando dos bebés son las que tienen más probabilidad de tener la citada molestia.
  • Aunque el crecimiento del feto es la causa más habitual del dolor de riñones, en otras ocasiones la futura mamá lo padece como consecuencia de una ciática.
  • La mujer que, además de esa molestia, tiene fiebre o que siente que ha perdido sensibilidad en las piernas o en la zona de las ingles debe acudir al médico de manera inmediata.
  • No se debe pasar por alto tampoco que, en otras ocasiones, el síntoma que nos ocupa es consecuencia de algún tipo de infección del tracto urinario. En este caso habrá que asistir también a la consulta sanitaria cuando aparezcan señales tales como vómitos, calambres e incluso molestias al orinar. Cuando sea debido a una infección se aconseja que la mujer beba mucha agua al día, entre 1,5 y 2 litros, así como que evite los alimentos con demasiado azúcar.
  • Cuando se vaya a dormir, lo recomendable es que se tumbe sobre el lado izquierdo y, si fuera necesario, que haga utilización de una de las almohadas para embarazadas que hay a la venta.

Lo último en Bebés

Últimas noticias