Madres

Las 5 cosas que no se le deben decir a una madre primeriza

Una madre primeriza puede llegar a ser una leona protegiendo a su hijo. Con una serie de emociones desenfrenadas a su alrededor, hay cosas que será mejor que no escuchen nunca.

Las 5 cosas que no se le deben decir a una madre primeriza
Las 5 cosas que no se le deben decir a una madre primeriza

Una madre primeriza puede llegar a ser una leona protegiendo a su hijo. Con una serie de emociones desenfrenadas a su alrededor, hay cosas que será mejor que no escuchen nunca. Las palabras pueden hacer mucho daño y si se refieren a un hijo mucho más. Para evitar herir la sensibilidad de las personas, generar un pequeño trauma o incluso provocar más un conflicto familiar, toma nota de las cosas que nunca se le pueden decir a una madre primeriza.

Las peores cosas que se le dicen a una madre primeriza

  1. No tienes edad para tener hijos. La edad de tener los hijos varia mucho, podemos ser muy jóvenes o mayores, depende de muchos factores, pero no hay un tiempo exacto para convertirse en madre. Dudar de la capacidad de una madre por la edad que tiene puede llegar a ser especialmente doloroso. Aunque sean frases sutiles o referencias a la feche de nacimiento no son nada apropiadas.
  2. Las niñas son más cariñosas que los niños. El sexo del bebé nunca debe ser discriminatorio y menos cuando se trata del primer o único hijo. Sea niño o niña para toda madre son iguales, no hay género que esté por encima del otro, que tenga unas cualidades o que necesite más o menos cuidados. Una madre nunca aceptará que su bebé debiera ser de otra manera.Las 5 cosas que no se le deben decir a una madre primeriza
  3. Tan grande y aún le das el pecho. El tema de la lactancia materna es muy personal. Hay mujeres que cumplen con las indicaciones del médico y a los seis meses ya le dejan de dar el pecho, mientras que otras pueden seguir alimentándolo pasado el año de vida. La madre es la que tiene que decidir el momento en el que corta ese vínculo.
  4. Este niño está malacostumbrado. La forma de educar a los hijos es un tema muy personal, darle o no determinados caprichos solo lo puede determinar la madre y el padre. Será mejor no entrar en temas de educación y menos cuando se trata de un primer hijo cuando todo es nuevo y nunca se sabe cómo actuar correctamente.
  5. Ese nombre es muy feo. El nombre del niño es una de las posibles incidencias con la familia. El padre y la madre son los que deciden, se llamará como quieran y así lo llamarán toda su vida. Es mejor no opinar sobre algo que es decisión de los dos miembros de la familia.

Estas frases y alguna de sus variables son de las menos apropiadas para una madre, será mejor no sacar determinados temas a no ser que tengamos mucha confianza o sea un miembro directo de la familia.

Lo último en Bebés

Últimas noticias